Page 50

Revista de Historia Militar 123

50 JOSÉ RAMÓN CUMPLIDO MUÑOZ limosnas y subsidios destinados a los pobres, especialmente las instituciones de caridad que los albergaban. Así, por ejemplo, el conocido novelista inglés Daniel Defoe, en un panfleto dirigido al Parlamento británico argumentaba que «una limosna mal dirigida puede ser tenida como misericordia hacia una persona en particular, pero se convierte en una lesión al público y en ninguna caridad a la nación»16. Defoe puso como ejemplo la ocasión en la que ofreció dar un empleo a mendigos por un salario de nueve chelines a la semana, ofrecimiento que no obtuvo ningún resultado, ya que todos los posibles candidatos obtenían una suma mayor a través de la mendicidad. Se hacía necesario pues, suprimir todo tipo de subvención al pauperismo y espolear mediante el hambre a mendigos que vagaban sin ocupación por las ciudades, para así convertirlos en candidatos idóneos para ingresar en los ejércitos: «…esta pobreza convierte a los hombres en soldados y conduce a las multitudes a los ejércitos; las dificultades para conseguir ingleses en las levas es porque estos viven en la plenitud y la facilidad, donde pueden ganar 20 chelines a la semana fácilmente. Con un empleo estable (un hombre) debe estar borracho o loco cuando se enrola como soldado para ser golpeado en la cabeza por 3 chelines y 6 peniques a la semana. Pero si no tiene trabajo que desarrollar, si el pobre desea el empleo, si no tiene pan que comer ni sabe cómo ganarlo, miles de jóvenes y robustos candidatos acudirán volando a la pica y el mosquete, y elegirán morir como hombres frente al enemigo antes que permanecer en su hogar, padecer el hambre y perecer en la pobreza y la angustia…»17 Estas levas no generaban rechazo en las poblaciones, como sí lo hacían otros procedimientos obligatorios de recluta, ya que suponía el envío al ejército de individuos «que nadie iba a echar de menos ... y ayudaba a purgar la república»18. De esta forma, las levas de vagos fueron vistas por las autoridades como un mal menor gracias al cual se libraban de individuos marginales y conflictivos; asimismo, permitían reducir las demandas de otras formas de reclutamiento forzoso (los repartimientos generales y el efectuado sobre el vecindario) y evitar la salida de hombres útiles19 por lo que, finalmente, eran toleradas apelando al interés común: 16  Defoe, Daniel: Giving alms no charity, and employing the poor a grievance to the nation, being an essay upon this great question, no consta impresor, Londres, 1704, pág. 12 (la traducción es nuestra). 17  Ibíd, pág. 24. 18  AGS, GA, legajo 2.286: Carta del secretario don Pedro Coloma, fechada en Madrid, 19/07/1673, apud: Rodríguez Hernández, 2011, pág. 146. 19  Oya (op. cit.), pág. 46. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 50-80. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above