Page 67

Revista de Historia Militar 123

DURA LEX SED LEX... 67 El 5 de octubre el intendente de Valencia envió las filiaciones de los primeros 38 individuos declarados vagamundos y el 15 de octubre se recibió la respuesta del cardenal de Molina en la que había decidido las penas a aplicar según los «excesos ... y circunstancias que concurren en cada uno». Quienes por edad y estatura se consideraron aptos para el servicio de las armas fueron destinados a servir durante cinco años en el regimiento de Infantería de La Victoria (Joseph Eximeno, Gerardo del Aro, Mariano Broseta, Joseph Hernández, Francisco Marí, Tomás La Font, Gerónimo Coret, Pascual Tomás, Joseph Gil, Joaquín Guardiola, Francisco Roselló, Bautista Rodrigo, Mateo Navarro y Lorenzo Ramón)83. Fueron sentenciados a realizar trabajos forzados durante cuatro años en el presidio de Orán los siguientes mozos: Francisco Tomás, Joseph Julià, Cristóbal Culla, Gaspar Más, Gregorio Albarracín, Joseph Serrach, Joseph Montes, Luis Feo y Manuel Hervás, mientras que Joseph Antonio Bermúdez lo fue por seis años84. Los integrantes de este grupo y del anterior debían ser enviados a Cartagena para desde allí embarcar a Orán. Los restantes prisioneros (Joseph Sanchis, Joseph Llovera, Joseph Domínguez, Joseph Julià, Tomás Fabra, Joseph Durá, Antonio Luliceli, Felipe Capella, Joseph Boix, Pascual Ramón, Carlos Andrés, Manuel Calvo, Pascual Zaragoza y Joseph Aranda), fueron condenados a ser desterrados por dos años. El 18 de octubre este grupo fue llevado desde las cárceles de San Narcís hasta la puerta de Serranos (considerada como el punto de entrada a la ciudad por antonomasia, a pesar del resto de portales abiertos en la muralla) por el alguacil Donclarós, y allí se les leyó de modo individualizado la orden del cardenal de Molina que les condenaba a destierro por dos años; acto seguido se les hizo salir de la ciudad a través de dicha puerta85. Hay que hacer notar que, en la lista remitida por el Cardenal Molina, aparece un individuo, Peregrino Román, sentenciado a destierro, que no figura en la documentación relativa a la leva. También figuran en esta lista dos individuos con idéntico nombre: Joseph Julià; deducimos que en el caso del anotado como natural de Benipeixcar y de 22 años de edad, se trataba del individuo condenado a trabajos forzados en Orán, mientras que su tocayo, que figura con 46 años de edad, le hace candidato más oportuno al destierro debido a «que por los accidentes que padecen son inútiles para todo en el Real servicio»86. El 22 de octubre se recibió una nueva carta del cardenal de Molina sobre el destino que había decidido para Blas Gasulla, Vicente Peralta, Fran- Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 67-80. ISSN: 0482-5748 83  Ibíd., f. 9 r. 84  Ibíd., f. 9 v. 85  Ibíd., f. 11 r. a 12 v. 86  Ibíd., f. 13 r. y v.


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above