Page 69

Revista de Historia Militar 123

DURA LEX SED LEX... 69 donde llegaron el 19 de noviembre. Allí se entregaron a Alejo Gutiérrez de Rubalcaba, intendente del Departamento del Mediterráneo y de las Reales Galeras, los siguientes once mozos: Gaspar Más, Gregorio Albarracín, Manuel Hervás, Joseph Serrach, Joseph Montes, Luis Feo, Francisco Tomás, Cristóbal Culla, Joseph Julià, Joseph Antonio Bermúdez y Matías Fuster92, En lo que respecta a Gaspar Más y Luis Feo, sentenciados ambos a trabajos en Orán, con anterioridad a su partida hacia Cartagena, tanto uno como otro se habían dirigido al cardenal de Molina para solicitar la revisión de sus casos. Luis Feo, hijo de Bautista, de profesión maestro curtidor, había enviado una súplica dirigida al cardenal de Molina para que se revisara su caso. En ella aducía que había sido acusado de ser «mal entretenido y nada cuidadoso en sus obligaciones, lo que es contra la verdad, pues el suplicante siempre ha procurado cumplir bien y exactamente con ellas, aplicándose a su trabajo, pues con el sudor de su aplicación ha mantenido a su anciano padre y hermanos, sin que haya dado motivo a discordia alguna»93. Luis Feo argumentaba que los testimonios en su contra se debían a la malicia humana para evitar que contrajera «matrimonio con una hija de maestro del mismo gremio de curtidores, en el cual ambos parientes se convinieron y conformaron».94 La acusación de vivir amancebado en contra de Luis Feo fue examinada, y los testimonios de las sumarias revisados; los testigos que habían aportado sus declaraciones fueron Nicolás Prats, que había declarado no saber «si era aplicado o no al trabajo, ni menos en que está dado a ningún vicio, sólo le ha visto por dos veces en casas de unas mujeres mundanas»95; el segundo testigo, Tomás Ibáñez había declarado que «no sabe que tenga ningún mal vicio, sólo ha oído decir que es aficionado a mujeres pero no sabe de que cause escándalo ni menos de que viva amancebado».96 El tercer testigo, Jacinto Arnau, había sido aún más revelador en su testimonio sobre Luis Feo, cuando declaró «que es un hombre aplicado al trabajo y que cuida de sus obligaciones y madre, sin que sepa sea inclinado a ningún género de vicio ni menos lo ha oído decir»97. En consecuencia, el 31 de octubre, Vicente Borrull y Arbizu, alcalde de la Sala del Crimen de la Audiencia de Valencia, declaró «por hombre capaz y suficiente a Luis Feo».98 92  Ibíd., doc. 3 (10), ff. 23 v. a 24 v. 93  Ibíd., f. 53 r. y v. 94  Ibíd. 95  Ibíd., doc. 3 (7), f. 11 r. y v. 96  Ibíd., f. 12 r. 97  Ibíd., f. 12 v. 98  Ibíd., doc. 3 (10), f. 46 r. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 69-80. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above