Page 83

Revista de Historia Militar 123

EL INTERNAMIENTO DE LAS TROPAS ALEMANAS DEL CAMERÚN... 83 potencias fraguados décadas antes. Alemania y Austria-Hungría combatían frente a la tríada formada por Francia. Rusia y Gran Bretaña. En el imaginario colectivo europeo han sido recordadas las batallas del Somme y Verdún como signos del horror y la barbarie. Si bien es cierto que los principales combates tuvieron lugar en suelo europeo no hay que ignorar que en 1914 varios países europeos poseían colonias en otros continentes como África. Los combates pronto se trasladaron al continente africano, donde Alemania poseía un disperso imperio colonial formado por las posesiones de Togolandia (Togo), Tanganyka (Tanzania), África del Sudoeste Alemana (Namibia) y Kamerun (Camerún). Si somos escrupulosos hemos de considerar que mientras sonaban los primeros disparos en los campos de Bélgica también se disparaba en los trópicos africanos, donde la batalla de Togo fue la primera en librarse en África (agosto de 1914). Alemania trataba de evitar, al menos en parte, la lucha en el Camerún, basándose en el texto del Acta de Berlín del 20 de febrero de 1885. Dicha acta consideraba la neutralidad de las colonias, en caso de conflicto en Europa, del consentimiento común de los beligerantes. El Imperio Alemán había dedicado grandes esfuerzos a construir un imperio colonial en África, pero no disponía de los medios necesarios para llevar a cabo una defensa sostenida de sus territorios. A pesar de las acusaciones aliadas que criticaban el “militarismo alemán”, Alemania fue la potencia europea con menos presencia de tropas en sus colonias. Era tal la dejadez de la administración colonial del Reich que una nota alemana del 19 de marzo de 1913, sobre la idea de reforzar el ejército en las colonias, aseveraba lo siguiente: «No se tendría que inquietar por la suerte de nuestras colonias, el resultado final en Europa lo regulará».2 El gobierno de Berlín no había previsto ningún plan de defensa, del imperio colonial,en caso de guerra. Todo se supeditaba a una victoria militar en Europa; alcanzada ésta se activaría el nuevo reparto colonial. Las colonias alemanas debían defenderse ellas solas y sin contar con ningún tipo de ayuda de la metrópoli. Con estos inconvenientes Alemania, acabaría perdiendo durante la guerra todas sus colonias y posesiones ultramarinas. El Camerún alemán presentaba una gran vulnerabilidad al estallar la guerra, ya que se encontraba rodeado de colonias enemigas como la Nigeria británica y el África Ecuatorial Francesa. El coronel Carl Zimmermann fue el responsable máximo del dispositivo militar alemán en Camerún y el encargado de su defensa. Zimmermann disponía para la defensa de la colonia de unos 8.500 hombres, de los cuales sólo 2.500 eran europeos y el resto na- 2  GIRARD, André: La Campaña de Camerún, 1920. Archivo General Militar de Madrid. Signatura Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 83-108. ISSN: 0482-5748 6464.4, p. 34.


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above