Page 84

Revista de Historia Militar 123

84 CARLOS ALBERTO FONT GAVIRA tivos del país de distintas etnias. No incluimos los miles de porteadores. Este exiguo dispositivo militar debía defender un territorio de más de 507.332 kilómetros cuadrados (sin incluir las anexiones territoriales de 1911) y 4.150 kilómetros de fronteras terrestres. El armamento con que contaban los defensores alemanes consistía en fusiles Mauser M71 (modelo 1871), de pólvora negra y monotiro. Este modelo original fue actualizado en 1884 con un depósito tubular de 8 balas diseñado por Alfred von Kropatschek y se convirtió en el primer fusil de repetición alemán.También se emplearon el Mauser M71/84 de 1884 y el Máuser M98, ambos de repitición.La ametralladora jugó un importante papel en la rápida expansión europea en África a finales del siglo XIX. Su extrema letalidad fue empleada con devastadores efectos contra las obsoletas tácticas de ataque frontal, especialmente cuando los nativos presentaban combate en campo abierto. Así pues, las ametralladoras ya habían sido empleadas en campañas coloniales a finales del siglo XIX y principios del XX y no representaban una novedad armamentística al iniciarse las hostilidades en África, siendo los modelos utilizados la Maxim Mod.08 y el Mod.08/15, cal.7,92x57, a razón de unas 4 por compañía. La columna vertebral en la defensa del Camerún alemán eran las denominadas Schuztruppen (“fuerzas de protección”).3 Hay que subrayar que este cuerpo militar no era un ejército convencional, sino una fuerza de seguridad concebida para reprimir revueltas internas y conservar la seguridad interna de la colonia. Nunca se proyectó su empleo para repeler invasiones extranjeras pero era el cuerpo militar mejor organizado y dispuesto con que contaba la colonia. Las Schuztruppen estaban formadas por 12 compañías integradas por unos 200 europeos mandando unos 1650 indígenas. Cada compañía poseía una ametralladora. Otra fuerza destacada en la colonia es la integrada por la “Polizeitruppe” (policía). Unos 30 oficiales europeos al mando de 1.450 indígenas y con unas 20 ametralladoras. El reclutamiento indígena fue intenso hasta el punto que ciertas unidades tenían dos hombres para un solo fusil. Los aliados tampoco lo tenían todo preparado, pues el África Ecuatorial Francesa no tenía plan de defensa. La organización militar, por causa de los acuerdos con Alemania en 1911, estaba en vías de transformación. Las tropas que ocupaban los 250.000 kilómetros cuadrados cedidos a Alemania (Neu-Kamerun), habían sido utilizados para asegurar mejor la dominación francesa sobre poblaciones todavía en efervescencia. Uno de los puntos más amenazadores era el triángulo del Muni, muy próximo a Libreville, en el 3  SHULTE-VARENDORFF, Uwe: “Krieg in Kamerun. Die Deutsche Kolonie mi Ersten Weltkrieg”. C.Links, 2011, p. 79. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 84-108. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above