Page 98

Revista de Historia Militar 123

98 CARLOS ALBERTO FONT GAVIRA por territorio guineano. Más tarde, los hombres de esta columna prepararon una ofensiva contra las posiciones alemanas del río Ntem desde la zona de Misá. El gobernador imperial de Camerún, Ebermayer, acusó a España de dejar pasar las tropas aliadas y Barrera envió una protesta diplomática al responsable de las tropas aliadas en la zona, el general británico Dobell, quien se desentendió del asunto. Los alemanes, para evitar esta situación, propusieron al teniente al mando del destacamento de Mikosemeng una modificación en las fronteras, de tal forma que coincidieran con límites naturales, más fáciles de controlar. Estaban especialmente interesados en que se fijara el límite entre Guinea y el Neu Kamerun en el río Kie. Aunque esto hubiera facilitado la tarea de la Guardia Colonial, el Gobierno de Guinea no aceptó la propuesta, porque hubiera supuesto una violación del statu quo derivado de su neutralidad. Existe un oficio del gobernador Barrera23 dirigido al Ministro de Estado con fecha de 12 de junio de 1916 que expone claramente las sospechas francesas sobre la actuación española en las crisis de los internados alemanes. Se tenía prevista la llegada de los navíos franceses Friant y el Vauban, pero la sorpresa fue que se presentaron en Fernando Poo con un anticipo de 24 horas de antelación que «obedecía nada más al deseo de ver lo que aquí pasaba una vez partidos los alemanes y en especial ver los campamentos lo que estaba decidido a evitar,...». Las preguntas de los franceses, como la del comandante del Vauban, iban encaminadas a averiguar si el “convoy de internados llevaba marfil o caucho de los alemanes”, «si llevaba embarcado el contrabando de guerra cojido en esta colonia...», sospechas que el gobernador español, entre risas, le comunicó que «los alemanes estaban más seguros en la Isla que en una fortaleza».24 Este anticipo de 24 horas obedecía al deseo de los franceses de ver lo que pasaba una vez partidos los alemanes hacia la Península y en especial ver los campamentos de internados en Fernando Poo. El comandante del Vauban estaba muy preocupado por los alemanes que habían quedado aquí ante el temor de un golpe de mano en el Camerún recién conquistado. A las autoridades francesas e inglesas no les preocupaba tanto el mal estado de los refugiados, como lo poco vigilados que estaban. Los miles de áskaris cameruneses estaban vigilados por unas decenas de guardias coloniales. Los aliados temían que las fuerzas del ejército imperial alemán se hicieran con el control del Muni y desde allí 23  No existe una biografía oficial publicada sobre Ángel Barrera. Es recomendable por la información que aportan sobre su figura: AA.W; España en el África Ecuatorial. Madrid. Ediciones del Servicio Informativo Español.1964. ARIJA, J.: La Guinea Española y sus riquezas. Madrid, España, Calpe, 1930. 24  Consultar signatura 7616. Archivo General de la Administración. Alcalá de Henares. Revista de Historia Militar, 123 (2018), pp. 98-108. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 123
To see the actual publication please follow the link above