793 El vigia

RAA 877

Hace 100 años Nacimiento San Sebastián 18 octubre 1918 Hijo de D. Ramón Pagola Goya y de doña Manuela Barandiarán Veldarém al recién nacido le será impuesto el nombre de Javier. Nota de El Vigía: Recién acabado el bachiller, el alzamiento militar trastocó sus proyectos universitarios, pero con las ideas claras, al ser liberada su ciudad se incorporó voluntario al Tercio Oriamendi, en el que cumplió sus primeros servicios de campaña, tomando parte en la rotura del frente de Vizcaya y conquista de Bilbao. Marchando ya hacia Santander, fue convocado al curso de pilotos que tenia solicitado, el cual lo llevó a cabo en Italia, y tras un periodo de reentrenamiento en Jerez, obtuvo el título en junio de 1938. Destinado a las FFAA de África con los ya caducos Breguet-XIX del 2-G‑10 (Tetuán) efectúa en pareja vuelos de reconocimiento en la zona del Estrecho. Tras esta, un tanto el vigía Cronología de la Aviación Militar aburrida etapa, en 1939 pasó a la Península para integrarse en el 6-G- 28 (cuarto Grupo español de Savoia 79) actuando desde el aeródromo de Alfamén, en la campaña de Cataluña. La guerra termina y Pagola participa en la Revista Aérea de Barajas y en los desfiles que en varias ciudades tienen lugar. Con la nueva organización, las Escuadras de Savoia 79 se trasladan a Sevilla y Granada; ya teniente, marcha a esta ciudad, formando en la 2.ª Escuadrilla del 15 Grupo. Hace el curso de observadores en Málaga y tras pasar por la Academia de León vuelve a Granada, hasta que, voluntario, se incorpora a los Chatos o Curtis de Villanubla. Ascendido a capitán es destinado al EM de la R.A. Atlántica y a causa de sendos accidentes, con una Bücker y con un avión militar (sic), en los que resultó ileso, sujeto a informaciones sumarias que fueron sobreseídas. Desde 1949, formando la plantilla del 13 Regimiento de Aviación, con base en Albacete, vuela el potente bimotor de bombardeo en picado Junkers Ju-88. «Era –me contaba– un gran avión, lo mejor que teníamos, y disfruté mucho volándolo; aún hoy, al cabo de los años, lo recuerdo con agrado». Hojeando la cartilla de navegación, encontramos sus más llamativos vuelos; como el simulacro de bombardeo de las estaciones del Norte y Atocha, que –suponemos– dejaría pasmados a los madrileños; aquel ejercicio de defensa aérea de la capital de España en el que, con base en Alcalá, intervienen como ¡¡cazas!!, ante los SM-79 y He- 111 «atacantes» que procedían Española “Canario” Azaola Miembro del IHCA de Zaragoza. Otros ejercicios tácticos tendrían lugar en el puerto de Valencia; o, con base en Tetuán, exploraciones armadas sobre el Atlántico; desde Larache a Mogador y desde Tetuán a Mogador, a unas distancias de la costa de 160 y 125 km. También desde la base marroquí, participa en la operación Calipso simulando un ataque con torpedos a la escuadra que protegía un convoy; su clausura, el 30 de octubre de 1950 con una parada naval y un desfile aéreo (250 aviones) en la bahía y puerto de Cádiz, presidida por el caudillo, fue apoteósica (10-2000 (843). El 3 de agosto de 1956 hace su último vuelo en Ju-88, el postrero de este gran avión en España. Como un breve paréntesis, siendo Pagola un buen esquiador, participa, en función de profesor, en un curso que tiene lugar en Candanchú (Huesca). Su ya notable experiencia aeronáutica la incrementa con los cursos de Vuelo Sin Visibilidad y Cooperación Aeroterrestre; entretanto, había ascendido a comandante y es destinado al Ala de Reconocimiento nº 28 de Alcalá, dotada de los Heinkel 111 construidos por CASA con los que pronto, vuela a Las Palmas–Gando al mando de un destacamento para prestar apoyo a las tropas implicadas en el conflicto Ifni–Sahara. Ya en 1959, Pagola pasaría a desempeñar la función de ayudante de campo, que la «bordaría»; así, uno tras otro, lo fue de los generales Sartorius, Gill Mendizabal y Jiménez Benamu, incluso cuando este fue nombrado JEMA. A petición propia, solicita la baja en servicio de vuelo; contaba con 1.668 horas. En 1971 sucede al coronel Joaquín Ansaldo en el mando del Sector Aéreo de Vascongadas. Este destino, en principio feliz –su ciudad, familia, amigos– le causó un disgusto de enormes proporciones. El domingo 16 de noviembre de 1980, a las 9 de la mañana un comando de ETA asalta las dependencias del sector, situadas en el primer piso de una casa de vecindad de la Hace 80 años Heroico jefe Castejón del Puente 2 octubre 1938 Como ya saben nuestros lectores, (RAA 10/2008-889) al llevar a cabo un servicio en las proximidades de la sierra de Cavalls, ha resultado alcanzado por la antiaérea el Romeo 37, n.º  12 pilotado por el jefe del Grupo, comandante Rodríguez Díaz, a quien acompañaba como observador el teniente Castro García. Ante la gravedad de la situación –con el motor en llamas– antes de ordenar al teniente que se echara en paracaídas, su valentía le llevó a dar una última pasada y arrojar las bombas que les quedaban. Ambos saltaron, con la trágica circunstancia de que Rodríguez,al no llevarlo bien ajustado, se salió de él. Su postrera advertencia humorística, dado el accidentado terreno que tenían debajo, de ¡Vaya torta que nos vamos a dar! resultó premonitoria para él. Nota de El Vigía: En recuerdo y homenaje a tan malogrado aviador, que con el popular apodo de Cucufate (34) fue una de las más grandes figuras de la aviación española, traemos hoy esta simpática fotografía, en la que aparece junto al ilustre escritor y charlista Federico García Sanchíz. REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Octubre 2018 793


RAA 877
To see the actual publication please follow the link above