Page 96

RAA 877

El informe puede encontrarse en la red en formato pdf y resulta una herramienta de trabajo y meditación importante, necesario para ganarle el discurso a los agentes de la desinformación. CIBERGUERRA EL ATAQUE DE NOTPETYA El pasado mes de junio de 2017, un ciberataque estremeció las estructuras económicas de Europa arrasando casi completamente la infraestructura informática de Ucrania, que fue el primer punto atacado y desde donde se extendió por Europa y a otros lugares del globo como Estados Unidos e India, afectando a multinacionales y entidades gubernamentales estratégicas. El arma empleada fue un malware de tipo ramsonware. En este caso incluso se diría que puede calificarse de “falso ramsonware” ya que aunque pedía un rescate por revertir su acción de encriptar los discos atacados, no existia una infraestructura para hacer efectivo ese rescate. Por ello, el objetivo único era la destrucción de la información y de los sistemas atacados. A pesar de utilizar una vulnerabilidad detectada y para la que existía un parche del sistema Windows, el malware se extendió rápidamente, robó claves de acceso y las usó para acceder a otros ordenadores infectando redes a una velocidad poco usual. A veces las descripciones de ciberataques derivan en una serie de detalles técnicos de escaso interés para el profano. Sin embargo, el número de septiembre de la revista Wired publicó un artículo de Andy Greenberg que constituye uno de los relatos de acción más emocionantes dinámicos y adictivos que he leído. Relata de forma emocionante la crisis generada por Notpetya. Es un adelanto de su próximo libro “Sandworm” que será publicado por Doubleday en mayo de 2019. DOCTRINA LO «CIBER» ESTÁ ANTICUADO A todos nos ha llegado a resultar cansino la profusión del prefijo «ciber» aplicado a cualquier aspecto de la vida, desde el ciberdelito a los ciberagentes, el cibercomercio o el cibersexo. Tanto abuso resta significado al nombre y muchos hemos pensado muchas veces que el ciberarte o la ciberviolencia no son más que la forma en que se expresan artistas o vándalos usando los medios propios de nuestra época. Tengo la impresión de haber escrito algo así anteriormente y no me arriesgaría a repetirme si no fuera porque una autoridad tan ilustre como el teniente general Stephen Fogarty, comandante general del Comando Cibernético del Ejército de los Estados Unidos. El pasado mes de agosto, en la conferencia TechNet Augusta, organizada por la AFCEA (Armed Forces Communications Electronics Association) sugirió un cambio de nombre tanto para su propio mando como para el Comando Cibernético de EE. UU. Que abandonaría el prefijo «ciber» para adoptar un nombre parecido a «Comando de Operaciones de Guerra de Información». La idea no tiene como origen la popularidad mayor o menor de ese término, en realidad, lo que el prestigioso militar sugería es que, por una parte, lo «ciber» está ya, de hecho, presente en casi todos los aspectos tanto de la 798 RREEVVIISSTTAA DDEE AAEERROONNÁÁUUTTIICCAA YY AASSTTRROONNÁÁUUTTIICCAA // OOccttuubbrree 22001188


RAA 877
To see the actual publication please follow the link above