Page 55

RAA_878

dossier VECTORES Si bien tradicionalmente el armamento aéreo ha empleado vectores (misil autopropulsado o bomba guiada) de un solo uso, con la proliferación de los sistemas aéreos no tripulados (UAS)3 esta concepción puede cambiar y se puede pensar en un UAS capaz de volar hasta el lugar adecuado desde el que realizar un efecto no letal y volver para ser reutilizado. SISTEMAS ANTI-DRON En el contexto actual de proliferación de UAS es esencial contar con sistemas de defensa frente a esta amenaza, sistemas comúnmente llamados antidrones que en el ámbito militar se denominan por sus siglas en inglés, C-UAS (counter UAS). Son muchos los sistemas que se están desarrollando para dar respuesta a esta nueva necesidad de potenciar la capacidad de las Fuerzas Armadas para proteger su personal, instalaciones y espacio aéreo. Estos sistemas son también de gran interés para organismos como las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que han visto como un dron recreativo puede llegar a convertirse en un peligro, usado de forma negligente, y peor aún de forma deliberadamente hostil. Dentro del plan de visitas realizado, en este sector destaca el Coyote de Raytheon. Se trata de un UAS de pequeño tamaño y bajo coste pensado para varios o un solo uso. Se lanza fácilmente desde un tubo que puede estar ubicado en tierra o embarcado, y se puede emplear, según la carga de pago que se le integre, para misiones ISR, de guerra electrónica e incluso counter UAS. En el FIA 2018 se anunció que la US Army pretende adquirirlos este mismo año. Para esta misión C-UAS, a la plataforma Coyote se le integrará un seeker de radiofrecuencia y una pequeña cabeza de guerra. Además, de estar conectado a un radar de control de tiro localizado en tierra, que es el que detecta y pasa la información del blanco, en banda Ku, al Coyote UAS. Hasta el momento, derribar un dron tipo cuadricóptero de pequeño tamaño mediante el empleo de armas ligeras desde tierra ha sido una tarea complicada. Estos sistemas han demostrado ser extremadamente resistentes al armamento convencional debido a las características de sus materiales. Sin embargo, el impacto con una pequeña cabeza de guerra de fragmentación parece ser mucho más eficaz. Debido a la creciente amenaza que implica el empleo hostil de los drones, este sistema seguirá evolucionando, y parece que el siguiente paso podría ser el desarrollo del software que permita emplearlos en enjambres para neutralizar enjambres hostiles. La plataforma Coyote es exportable, pero su carga de pago aún no lo es. EFECTORES Tradicionalmente, con el armamento aéreo se ha buscado derribar o destruir un objetivo mediante el efecto cinético causado por material explosivo (impacto directo, fragmentación, onda expansiva, etc.). Sin embargo, actualmente, de la cabeza de guerra con sensores de proximidad, espoletas inteligentes, etc., se está evolucionando hacia efectores no letales (o menos letales, para ser realistas) como la energía dirigida (láser, microondas, pulso electromagnético) o la guerra electrónica (inhibición, perturbación, suplantación de señales). Sistema de la empresa Raytheon Counter UAS montado sobre vehículo LÁSER El armamento láser permite, por un lado, el derribo con un nivel de daño menor que el que puede realizarse con armamento cinético y, por otro, un menor coste de empleo y sostenimiento, ya que la munición se basa en energía proveniente de una fuente eléctrica. El fabricante norteamericano Raytheon está desarrollando tecnología antidron de diferentes tipos, como láser, microondas, cinética, perturbación e incluso cíber. Además de la cinética, la presentación más llamativa en este sector que se pudo ver en el FIA 2018 fue el uso de una variante de su conocido Multi-Spectral Targeting System (MTS, sistema empleado en el MQ-9) integrado en un vehículo ligero y empleado como sistema antidron. Primeramente un radar detecta el UAS, seguidamente el MTS se emplea como sensor óptico/ infrarrojo para la identificación y finalmente se puede ordenar el disparo de un láser integrado en el propio MST para derribar el UAS. Se trata de los high energy lasers (HEL) fabricados por la misma compañía y empleados en otras plataformas como los helicópteros de ataque Apache. REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Noviembre 2018 853


RAA_878
To see the actual publication please follow the link above