Page 76

RAA_878

la Historia el 5 de marzo de 1847. En el Bienio Progresista fue nombrado intendente de la Real Casa y Patrimonio en septiembre de 1854. Disuelta la Cámara en septiembre de 1856, en mayo de 1857 ocupó su escaño de senador vitalicio, interviniendo únicamente en el proyecto de reforma constitucional, a la que se opuso, manifestando su fe doceañista. Falleció, el 14 de marzo de 1859. Segismundo Moret y Prendergast nació en Cádiz el 2 de junio de 1833. Estudió Derecho en la Universidad Central de Madrid, donde en 1858 obtuvo la cátedra de Instituciones de Hacienda. Su origen gaditano y sus relaciones familiares y de negocios con Gran Bretaña le predestinaban a ser, como fue, un activo defensor del librecambismo. En 1863 fue elegido diputado independiente por Almadén, provincia de Ciudad Real, escaño al que pronto renunciaría. Fue reelegido, por Ciudad Real en esta ocasión, en 1868 tras el triunfo de la Revolución de 1868 y colaboró en la redacción de la Constitución española de 1869. Fue ministro de Ultramar en el gabinete presidido por el general Prim (1870). Durante su gestión se abolió la esclavitud en Puerto Rico, que quedó limitada a la libertad de vientres, conocida como ley Moret, de 4 de julio de 1870 y promovió un texto constitucional para Puerto Rico. Pasó después a ser ministro de Hacienda en el primer Gobierno del reinado de Amadeo I (1871), pero tuvo que dimitir al poco tiempo a causa de ciertas irregularidades en dos concesiones de tabaco. Nombrado embajador en Londres en 1871, fijó allí su residencia tras su dimisión como embajador para dirigir un negocio bancario. En 1875, tras la restauración borbónica, regresó a España y fundó el Partido Democrático-Monárquico, que en 1882 se fusionó en Izquierda Dinástica y acabó dentro del Partido Liberal de Sagasta. Fue nombrado en 1883 ministro de Gobernación bajo el Gobierno liberal de José Posada Herrera. Desde 1885 formó parte del Partido Liberal, en el que colaboró con Sagasta como ministro de Estado (1885-1888), Gobernación (1888, 1901 y 1902), Fomento (1892), Estado (1892 y 1894) y Ultramar (1897-1898). Su gestión como ministro fue muy rebatida por el industrial vasco Víctor Chávarri, quien entendía que la gestión de Paseo de Moret Moret y el tratado con Alemania perjudicaban los intereses de la industria pesada española, logrando derribarlo del ministerio. A la muerte de Sagasta, participó en las luchas por la dirección del partido, en dura pugna con Montero Ríos, pero su falta de resolución y los pocos escrúpulos que en ocasiones había demostrado, le cerraron el camino. En 1897, siendo ministro de Ultramar, decretó la autonomía de Cuba y Puerto Rico, en un vano intento de impedir la emancipación de ambas colonias. Cerca de 1902 colaboró en la creación del Instituto de Reformas Sociales, embrión del futuro Ministerio de Trabajo. Tras la dimisión de Montero Ríos ocupó la presidencia del Gobierno (1905-1906). Durante este mandato, apoyó a los militares e hizo aprobar la Ley de Jurisdicciones, que puso las ofensas al Ejército y los símbolos y unidad de España bajo jurisdicción militar, con lo que conjugó en su contra a todos los sectores políticos catalanes. Una de sus armas para luchar contra ellos fue el apoyo que concedió bajo mano a Alejandro Lerroux, quien con su radicalismo demagógico podía apartar del catalanismo a las masas obreras barcelonesas. El atentado de Segismundo Moret y Prendergast Mateo Morral contra Alfonso XIII, 874 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Noviembre 2018


RAA_878
To see the actual publication please follow the link above