Page 13

RGM_275_3_OCTUBRE_2018

TEMAS GENERALES Mayo. El único de la clase Colossus en servicio que quedaba era el brasileño, pero esa duda se despejó enseguida. ¿Entonces? (10). En su día, solicité al Ministerio de Defensa británico la desclasificación de los datos de aquel vuelo (11) para analizar cómo fue esa detección a semejanza de otros datos disponibles ya desclasificados. se me remitió al Air historical Branch, en northolt, donde podía estar la documentación que deseaba. Ante la imposibilidad de poder gestionar el asunto desde la distancia, necesitando desplazarme en persona para ser atendido con cita previa, quedó aparcado (12). Dado que la tripulación pensó que era brasileño, mi conclusión fue que no hubo avistamiento del mismo. si esto lo asociamos con un eco concreto, una mala interpretación de este asociada a una señal electrónica de un equipo de origen estadounidense en la misma demora pudo llevar a pensar, más en esas latitudes, que podría tratarse del portaviones brasileño; de ahí la eslora dada, que tal vez pudo inducir ese eco y la duda que tuvieron, que no se resolvió hasta llegar a tierra. puesto en la tarea de descubrir al misterioso portaviones, la primera pista, que corroboró la intuición que ya tenía, vino de la misma Ascensión, del destacamento de mantenimiento que apoyaba a los aviones Vulcan (13). El día 4 de mayo su personal recibió una incidencia relativa al Pod Westinghouse ALQ101 de guerra electrónica, en el que se recibieron continuas señales asociadas al radar del F-14 Tomcat (14). siguiendo este indicio y el despliegue de los portaviones estadounidenses, solo uno pudo haber sido el protagonista, uno que casi duplica la eslora dada y que imagino marcaría una diferencia en el eco radar que tal vez no se supo interpretar correctamente: el uss Carl Vinson. (10) Tengo que aclarar, llegado a este punto, que la investigación se ha centrado en un portaviones porque ellos lo dicen. si estoy en lo cierto —que pudo haber una confusión a la hora de interpretar los datos del radar y los electrónicos—, pudo ser tal vez otro buque. si el eco radar es correcto (por la eslora), consultando la publicación Combat Fleets of the World, tenemos por ejemplo que el radar del portaviones brasileño era un sps-40B; otros buques que lo montaban entonces eran los cruceros clase California y Virginia. (11) sus mensajes, los Air Electronic Officer/Operador Air Log, navigation Log, etcétera. (12) Incluso a fecha de hoy, desde 2012 en que dio comienzo la desclasificación de la documentación siguen llegando al national Archives documentos de estos lugares, esperando que algún día aparezca alguno de este tipo y sea más fácil su acceso. (13) Diario de su comandante, en la web de la RAf http://www.raf.mod.uk/history/KeepingtheVulcansflying. cfm. (14) En esa fecha, 4 de mayo, no había portaviones estadounidenses en la mar en latitudes próximas, pero sí aviones F-14 desplegados en destacamentos en bases áreas en el sur del Caribe. El día de la detección del Nimrod tampoco hay indicio de señal electrónica de ningún radar relativo a aviones embarcados. Esto resulta curioso porque no existe una respuesta asociada a una curiosidad ante lo que supone el acercamiento de alguna aeronave desconocida a un portaviones. 444 Octubre


RGM_275_3_OCTUBRE_2018
To see the actual publication please follow the link above