Page 140

RGM_275_3_OCTUBRE_2018

TEMAS PROFESIONALES finalmente, en somalia, Al-shabab continúa siendo el grupo terrorista por antonomasia, reproduciendo también aquí el liderazgo del modelo de Al Qaeda en detrimento del emergente desde hace años del EI, pero ello no nos debe llevar a considerar que tal tendencia tenga que ser la dominante siempre. Así como el EIAO rivaliza en distintos escenarios con Boko haram en nigeria y países limítrofes, los yihadistas somalíes del EI lo hacen con la veterana organización Al-shabab. Este último ha actuado tradicionalmente por todo el país e incluso en ocasiones en algunos vecinos (uganda en julio de 2010 y en Kenia durante la presente década), pero es interesante destacar una creciente presencia de yihadistas que se muestran próximos al EI, reflejada en atentados suicidas, tanto en somalilandia como, sobre todo, en puntlandia, dos territorios septentrionales que, aunque pertenecen al Estado somalí, hace años que escapan al control de las débiles autoridades de Mogadiscio (20). Conclusiones En el presente análisis hemos podido comprobar que el EI, lejos de estar en declive como consecuencia de la pérdida de su embrión califal en territorios de siria e Irak, se despliega con fuerza por muchos rincones del mundo, y ello mientras coexiste en algunos de ellos con Al Qaeda, sumando así una nueva amenaza a la preexistente del grupo liderado por Aymán al-Zawahiri. hemos evitado referirnos al escenario europeo en términos de implantación del EI y de sus miembros, y ello a pesar del impacto mediático de atentados varios sufridos en estos últimos años en lugares como parís, Bruselas, Barcelona, Londres o Estocolmo, entre otros, porque hemos preferido acercarnos a escenarios de implantación potente, tanto en latitudes asiáticas como africanas. Escenarios como son aún siria e Irak, pero también otros como Afganistán, pakistán, India o filipinas, en Asia, y Mali, níger, Burkina faso, nigeria, somalia o los países del Magreb, en África, aparecen como lugares donde el aprovechamiento que hacen los terroristas del EI —y también los de Al Qaeda— de debilidades varias, de símbolos y de otros factores les permiten asentarse con firmeza y plantear a estados y organizaciones internacionales una amenaza a la que tendremos que seguir haciendo frente en años venideros. (20) WARnER, Jason, y ChApIn, Ellen: Targeted Terror: The Suicide Bombers of al- Shabaab. West point, Combating Terrorism Center at West point-Monography, febrero de 2018, p. 31. 2018 571


RGM_275_3_OCTUBRE_2018
To see the actual publication please follow the link above