Page 159

RGM_275_3_OCTUBRE_2018

PAÑOL DEL ESPAÑOL el sentido común, ¿no pueden estar avizores? sí, por supuesto que sí. Avizor es un adjetivo y también un sustantivo. Como adjetivo (primera acepción del Diccionario académico) significa «atento o vigilante» y lo aclara con dos ejemplos: «Los ojos avizores del centinela. Mente avizora». y como sustantivo del género masculino es sinónimo de «centinela o vigía», el segundo registro del DRAE. O sea, hasta el Diccionario califica a la mente de avizora. por lo tanto, ¿quién puede decir que el oído, el olfato, el gusto, el tacto no sean avizores? hablando de sentidos avizores, tengo la experiencia, en primera persona, no solo del ojo avizor, sino de usar a bordo de los barcos las orejas, la lengua, las manos y las fosas nasales en esto de estar atento o vigilante. Me explico. fui jefe del servicio de máquinas de varios buques. y garantizo que «escuchaba» el sonido de mi barco, incluso mientras dormía, y reconocía inmediatamente el silbido característico que emite ese cojinete que se acababa de estropear; con la lengua —lo juro ante la sagrada Biblia— probé el aceite de refrigeración de unos cuantos motores para detectar si estaba contaminado con agua dulce o salada; con las manos palpé las carcasas de las chumaceras de apoyo de los ejes de propulsión para comprobar si su temperatura era la adecuada (2), y con el olfato llegué a saber si los gases de escape contenían demasiado monóxido de carbono, señal inequívoca de la existencia de una mezcla de combustible y oxígeno excesivamente rica que provocaba una combustión incompleta y, en consecuencia, indeseable, tanto por sus efectos contaminantes como para el rendimiento del motor. y aseguro —rotundamente— que el sentido común también me ayudó a estar «sentido común avizor» allá por el año 1988 cuando, en medio de un buen maretón (3), se estropeó el sistema del control del paso de la hélice de la fragata Santa María mientras navegábamos a pocas millas del cabo finisterre. no nos quedamos al garete de milagro. Serviola Al hilo del significado de avizor como sustantivo, a nuestros serviolas, los vigías que otean la superficie de la mar y el cielo en busca de contactos que pudieran afectar a la navegación, también podríamos llamarlos avizores, ¿verdad? pero, permítaseme que «corte y pegue» lo que dice el Diccionario académico sobre el vocablo serviola: «serviola. Del catatán cerviola, diminutivo del catalán antiguo cérvia ‘cierva’, por alusión a los cuernos de este animal. 1. f. Mar. pescante muy robusto instalado en las proximidades de la amura y hacia la parte exterior del costado del buque. En su cabeza tiene un juego de varias roldanas por las que laborea el aparejo de gata. 2. f. Mar. vigía que se establece de noche cerca de la serviola». Es curioso que las dos acepciones sean del género femenino (como se matiza con la sigla f.). Es decir, los serviolas que, prismáticos en mano, nos advierten ojo avizor sobre todo lo que se acerca a nuestro barco, en realidad son las serviolas si le hacemos caso a la segunda acepción del DRAE. En este sentido, un compañero de mi promoción de la Escuela naval Militar me dijo que el serviola es el vigía que está en la serviola, cuyo sexo puede ser masculino o femenino. no le quito la razón, pero el Diccionario tampoco se la da porque está muy claro el segundo significado de la serviola, del género femenino, sea cual sea el sexo de esos ángeles guardianes y atentos. Además, tras cuarenta años en la Armada, es la primera vez que leo, o escucho, que una serviola es un pescante robusto instalado (2) Mis profesores de máquinas en la Escuela naval Militar me enseñaron que, si pones la mano sobre la carcasa exterior de un cojinete de apoyo de un eje de propulsión y eres capaz de soportar el calor que está desprendiendo, entonces no hay riesgo de que se esté arrollando. (3) no creo equivocarme si digo que muchos marinos usamos profusamente el vocablo maretón para referirnos a un estado de la mar que se acerca a la mar gruesa. sin embargo, este registro no aparece en el DRAE. 590 Octubre


RGM_275_3_OCTUBRE_2018
To see the actual publication please follow the link above