Page 190

RGM_275_3_OCTUBRE_2018

COnsTRuCCIón nAvAL Contrato australiano SEA 5000 El gobierno australiano dio a conocer el 29 de junio que BAE systems se convertía en el adjudicatario del diseño del programa sEA 5000. En agosto de 2015, Australia anunció la apertura de dos programas navales: por una parte, el sEA 5000 para relevar a las fragatas clase Anzac, y por otra, el programa sEA 1180 para sustituir a los patrulleros de altura clase Armidale. navantia optó al programa sEA 5000 y en abril de 2016 entró en la lista corta de posibles adjudicatarios, con fincantieri y BAE systems. finalmente la compañía británica ha sido la adjudicataria del diseño del programa, que supondrá la construcción de nueve fragatas que van a ser designadas como clase Hunter y construidas en el astillero australiano AsC, que está realizando la construcción de los tres destructores clase Hobart, diseñados y construidos en parte por navantia, de los que ya entró en servicio la primera unidad. Los nuevos buques clase Hunter estarán basados en la futura fragata británica Tipo 26, todavía en construcción y sin haber realizado pruebas. precisamente este dato ha levantado algunas suspicacias en la propia prensa australiana, que señala que la opción elegida es la de mayor riesgo, ya que se ha optado por un buque no probado y que no entrará en servicio en el Reino unido hasta 2027. por contra, la oferta de navantia estaba basada en las fragatas F-100, en concreto en la Cristóbal Colón, ya en servicio, a la que se añadirían las especificaciones particulares solicitadas por Australia. Las características principales de las futuras fragatas clase Hunter son: desplazamiento de 8.800 t, 150 m de eslora, 20,8 de manga, propulsión diésel-eléctrica o gas (CODLOg) con dos motores eléctricos y una turbina de gas Rolls Royce MT30, velocidad de 27 nudos, sistema Aegis combinado con el radar australiano CEAfAR2, lanzador vertical Mk-41 con misiles sM-2 y EssM, cañón Mk-45 de 127 mm, dos sistemas CIWs de 20 mm, dos cañones de 30 mm, torpedos Mu90, sonar de casco y sonar de profundidad variable, capacidad para un helicóptero MH-60 Romeo y para un sistema de uAv o helicóptero adicional. La acomodación máxima es para 208 personas, y la dotación habitual rondará las 180. La construcción comenzará en 2020 y se espera que la primera unidad sea entregada a finales de la próxima década. El contrato alcanza los 35.000 millones de dólares y puede suponer que, como retorno industrial, Australia firme uno de los primeros 2018 621


RGM_275_3_OCTUBRE_2018
To see the actual publication please follow the link above