Page 63

RGM_275_3_OCTUBRE_2018

TEMAS GENERALES que componen el Ejército, la Armada y la Milicia nacional serán iguales en colores á la bandera de guerra española...». no queda, pues, más remedio que entender que la bandera nacional y la de guerra son en 1843 la misma cosa, o que la segunda es una modalidad de la primera. hay que llegar al final del decreto para enterarse de que los colores de esa bandera de guerra española, y por tanto de la nacional, eran ya antes los reglamentarios para la Armada, el rojo y el amarillo,y también el diseño en general. Así, la bandera que se le dio a la Milicia nacional en 1820 era roja y gualda (6), lógico desarrollo de la preferencia de los voluntarios de la guerra de la Independencia, y que además no se le dio el adjetivo nacional a esa milicia por casualidad. solo cabe pues admitir, aunque no hayamos podido encontrar prueba gráfica inapelable de ello, que no solo había bandera nacional desde antes de la promulgación del Decreto de unificación, sino que esta era la que usaba la Armada. La única diferencia significativa entre la bandera nacional ya existente y la que se asigna con el decreto a las unidades militares (terrestres) resulta de lo que establece el artículo tercero:  «Alrededor del escudo de armas Reales... habrá una leyenda que expresará el arma, número y batallón del Regimiento» (sic). De ello parece desprenderse que, en principio paradójicamente, no se aplica a los barcos, cuyas banderas nunca habían tenido el aditamento identificador de la unidad, ni lo tuvieron posteriormente, excepción hecha con la bandera de combate. veremos más adelante que en realidad no es paradójico en absoluto, pero el caso es que el decreto no dice expresamente que la bandera nacional y la de los barcos de la Armada eran la misma. por tanto, no declara lo que hoy se da generalmente por cierto, que la roja y gualda nació en la Armada. Ciertamente esto último no tiene nada de extraordinario porque es en nuestra Marina donde se usa por primera vez. Lo que si es excepcional es que se acepte ese hecho pero se niegue que en realidad la bandera nacional actual nació como tal cuando se creó para los barcos nacionales, lo cual nos obliga a retomar el hilo anterior y concluir que, contra lo que se dice, se lea al derecho o al revés, el decreto no establece la bandera nacional. y esto es en realidad perfectamente lógico, precisamente porque la enseña ya estaba establecida, y era la roja y gualda que venía utilizando la Armada desde el Decreto de valdés. Lo que claramente hace el de unificación es ordenar su utilización a las unidades del Ejército. Entonces,  ¿por qué la extendida opinión contraria actual? hasta lo que hemos podido deducir, esa opinión nace de otra sostenida por amplios sectores académicos, que pretende que la nación como tal, revolución más, revolución menos, no nació hasta la francesa. para nosotros, sin dejar de reconocer que tal cosa es cierta, no lo es del todo. Es cierto que la caída del antiguo régi- (6) «historia de la Bandera de España». Ejército de Tierra (http://www.ejercito.mde.es /unidades/Madrid/ihycm/Actividades/Ciclos-Divulgativos/vexi-historia-bandera.html). 494 Octubre


RGM_275_3_OCTUBRE_2018
To see the actual publication please follow the link above