Page 67

RGM_275_3_OCTUBRE_2018

TEMAS GENERALES Combate naval de Pernambuco o de los Abrojos. (Juan de la Corte. Museo naval de Madrid). ña. Esto, unido a que los Borbones pusieron sus tres arsenales peninsulares en tierras del antiguo reino de Castilla, ya no se volvió a ver en la Marina. Ese fue el proceso por el que los colores rojo y amarillo, que como se explicó en el apartado anterior eran tradicionalmente españoles, dejaron paso a un dominio del blanco, en cierto modo castellano y en cualquier caso borbónico. nada más natural pues que el fondo de la bandera nacional que felipe v ordenó que llevaran sus bajeles fuera blanco, consecuencia del predominio de la Marina castellana en la nueva flota unificada y del cambio de dinastía en acción combinada. En realidad, el cambio con respecto a la última bandera de los barcos de la Marina de Castilla fue poco perceptible, pues solo se modificó el escudo que se inscribía en ella, que consistía en las armas del rey, si bien se utilizaba en las de menor tamaño un modelo simplificado en el que, quizá como recuerdo de la de Castilla usada por los barcos del general Oquendo, solo se incluían los cuarteles castellanos. nótese que este no es un símbolo nacional, sino personal del rey, y que de hecho por ello incluía armas de estados sobre los que el monarca solo tenía derechos nobiliarios. En ese sentido la bandera pasó a ser intrínsecamente menos nacional, pero la Marina necesitaba mostrar una enseña nacional, y en todos los documentos oficiales así se denomina, lo cual 498 Octubre


RGM_275_3_OCTUBRE_2018
To see the actual publication please follow the link above