Page 30

RAA_879

El NF-15B de la NASA, utilizado tanto para el programa ACTIVE como para el IFCS (Intelligent Flight Control System), cuyo objetivo fue diseñar un programa de control de vuelo civil y militar con capacidad de autoentrenamiento y aprendizaje de las capacidades y límites del avión en el que se hubiera instalado, gracias a los diferentes «sensores» (sensores) de los aviones basado en el principio de red neural. (Imagen: NASA) en la variante Strike Eagle, aunque dotándolo de equipos de última generación y modificaciones, recibiendo la denominación SA, siendo el primer avión recibido el 13 de diciembre de 2016. Dado que, lógica y principalmente, se trata de un programa militar, para evitar potenciales problemas de confidencialidad con el cliente, Boeing ha sido reacio a la divulgación tanto de las capacidades completas del F-15SA como de lo sustancioso de las modificaciones y mejoras implementadas en el mismo con respecto a las variantes existentes. No obstante, la información que ha trascendido hasta el momento es relativamente suficiente para proporcionarnos algunas indicaciones sobre las mismas. Sin embargo, no será esta nación la que finalmente disponga de la variante más avanzada, pues recientemente y tras largas negociaciones, Boeing firmó en diciembre de 2017 un contrato con el Emirato de Catar de 6,2 billones de dólares bajo el programa de ventas de equipamiento militar para países extranjeros (FMS, Foreign Military Sales) por la compra de 36 (con opción de hasta 72) nuevos F-15 basados precisamente en 924 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Diciembre 2018


RAA_879
To see the actual publication please follow the link above