Page 69

RAA_879

Al terminar el verano y con él la campaña de extinción de incendios, hombres y máquinas regresan a su base de Torrejón de Ardoz. A partir de ese momento comienza una tarea mucho menos conocida pero imprescindible para que el próximo periodo estival podamos contar con los incansables botijos en la lucha contra los incendios forestales. EL ENTRENAMIENTO DE LAS TRIPULACIONES Las tripulaciones del 43 Grupo dedican los meses de invierno al entrenamiento. Sus hombres y mujeres, además de disfrutar de algunos merecidísimos días de descanso, dedican su actividad a vuelos de entrenamiento y horas de simulador. La temporada de noviembre a abril es ideal para dar la suelta a los nuevos integrantes de la unidad y para localizar y practicar tomas y despegues en los embalses, que durante los meses de verano servirán de gigantescos depósitos de agua. Todos los pilotos y mecánicos de vuelo, integrados en tripulaciones de tres personas cada una, pasan durante estos meses en dos periodos, cada uno de una semana, por el simulador o entrenador de vuelo, instalado en la base aérea de Torrejón. Es lo que llaman plan de adiestramiento básico (PAR), en el que cada tripulación realiza treinta horas de adiestramiento. En él se practica el vuelo instrumental y de emergencia, se trata de entrenar en tierra lo que sería peligroso entrenar en el aire. Si alguna vez llega el momento, lo aprendido en el simulador será vital para solventar las incidencias que puedan aparecer en un vuelo real. Durante esa semana conviven los tres miembros de cada tripulación La actividad del 43 Grupo no se detiene en invierno realizando dicho adiestramiento de manera intensiva. A parte del entrenamiento del vuelo instrumental y de emergencia, se entrena el CRM, que es la coordinación del trabajo en cabina, coordinación que tiene que ser perfecta entre los tres. Cada miembro de la tripulación tiene que conocer perfectamente su misión y los tres estar preparados para resolver la emergencia de la mejor y más rápida forma posible. La cabina de este simulador es exactamente igual que la del CL- 415, que es uno de los dos aviones que tiene la unidad. El otro es el CL-215. Se diferencian básicamente en el sistema de agua. En el resto, motores, aerodinámica, etc. son prácticamente iguales. La función del simulador que el 43 Grupo tiene en la base aérea de Torrejón es tan esencial que pilotos de CL-215 y CL-415 de las REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Diciembre 2018 963


RAA_879
To see the actual publication please follow the link above