Page 72

RAA_879

Dirección General de Protección Contra el SIDA Llegamos a la Base francesa de Guy Pidoux, bajamos de la furgoneta y cada uno se dirige automáticamente a su puesto. A los 10 minutos estoy sentado delante de un proyector atendiendo al briefing de inteligencia, meteorológico y del vuelo. Misión: transporte de personal y carga al aeropuerto de Bangui, en República Centroafricana, para apoyar a Francia y a través de ellos a las misiones de Naciones Unidas y de la Unión Europea en la zona. El vuelo tiene algo de especial porque, además, se va a aprovechar el viaje para transportar paquetería que ha llegado de territorio nacional para nuestros compañeros del Ejército de Tierra destacados en Bangui, en el marco de la operación EUTM RCA. Pero para entender que hace el Ejército del Aire a más de 4.000 kilómetros de España hay que retroceder varios años, al menos hasta 2013, cuando un golpe de estado en República Centroafricana desencadenó la violencia en la antigua colonia francesa. Se produjeron movimientos incontrolados de población que huían de los enfrentamientos y de la limpieza étnica ejercida por las milicias en conflicto, llegando a contabilizarse casi un millón de desplazados. Ante la preocupante situación en el país centroafricano, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas emitió la Resolución 2127 de 5 de diciembre de 2013, que dio lugar a la generación de MISCA (Misión Internacional de Apoyo para la República Centroafricana con liderazgo africano) y a la operación francesa Sangaris, para reforzar a la misión cubierta por la Unión Africana. En este contexto, el Consejo de Ministros español aprobó, con fecha 13 de diciembre, el despliegue de un destacamento aéreo que fue ratificado seis días después por el Congreso de los Diputados. Así se inicia la operación A/C Gabón, para materializar la contribución española en apoyo a la República Centroafricana, que se concreta en la puesta a disposición de las fuerzas armadas francesas de un avión de transporte, inicialmente un C-130 Hércules del Ala 31 (Zaragoza) que fue sustituido a los pocos meses por un C-295. De forma progresiva, y especialmente tras la finalización de la operación Sangaris, la contribución española se amplió geográficamente, moviendo el centro de gravedad hacia el Sahel, en apoyo de la operación francesa Barkhane y de la Fuerza Conjunta G5 Sahel para combatir el terrorismo yihadista y los tráficos ilegales en la zona. E s t e e s e l o r i g e n d e l Destacamento Aéreo Táctico Mamba, cuyos integrantes proceden en su mayoría del Ala 35 de la base aérea de Getafe (Madrid), del Cargando el T.21-06 966 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Diciembre 2018


RAA_879
To see the actual publication please follow the link above