Page 142

RHM_124

LA ÚLTIMA BATALLA DE LA GUERRA DE LOS 80 AÑOS… 141 enemigo”. Se originó por una guerra de posiciones entre españoles y holan-deses. En 1618, a petición del rey de Tidore, los españoles iniciaron la cons-trucción del fuerte de San Lucas, en el Rumen, el mejor puerto natural de la isla en la costa de Tidore más cercana a Ternate. En respuesta los holandeses ocuparon la costa contraria en la isla de Ternate, dando origen al fuerte de Calamata, con el que querían dificultar las comunicaciones españoles entre el Rume y el Ternate español. Los españoles respondieron enviando una expedición–compuesta por casi un centenar de soldados–contra el nuevo fuerte holandés. Al llegar al amanecer a las inmediaciones, sabiendo de su inferioridad para acometer un asedio con éxito y ante la falta de respuesta militar enemiga, cambiaron el plan de ataque por la construcción de una for-taleza sobre la llanura donde estaban acampados, muy cerca de la fuerza ho-landesa, a la distancia de un tiro de mosquete según las fuentes españolas12. Había nacido el tercer fuerte español en Ternate: Santa Lucía de Calamata. Lo que iba a ser una batalla por el control o el bloqueo de la construcción de un nuevo fuerte holandés, derivó en la creación de dos fuertes enemigos a escasos metros de distancia. El abandono en 1625 del puesto holandés, hizo que rápidamente fuera ocupado por los españoles rebautizándolo como fuer-te de Santa Francisco de Calamata. Con la doble fortaleza de Santa Lucia y San Francisco de Calamata se estableció una solida frontera frente a la zona de control holandés de la isla y punta de lanza para realizar emboscadas y ataques sorpresa sobre la cercanía del fuerte Malayo. FUERTES HOLANDESES: Fuerte Malayo Frente a los enclaves españolas, concentrados en el costa suroeste, los holandeses se desplegaron sobre diferentes puntos de la isla. El principal lo constituía el Fuerte Malayo, su base de operaciones en el norte de las Molu-cas. Fundado en 1607 por el almirante Cornelis Matelieff, sobre una antigua fortaleza local, eligió el lugar por estar en un lugar elevado y conservar cier-ta muralla defensiva. Los holandeses tras la conquista de Pedro de Acuña reaccionaron enviando una flota de 8 barcos en la que fueron 530 holandeses y 50 nativos de Ambon. Aunque su objetivo era la expulsión de los españo-les de la isla, ante la dificultad de la empresa, decidieron cambiar el plan es- 12  Archivo General de Indias (AGI), FILIPINAS, 49, N. 67. “Confirmación de encomienda de Baro” de fecha 25 de mayo de 1647. Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 141-160. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above