Page 143

RHM_124

142 ANTONIO CARLOS CAMPO LÓPEZ tableciéndose en el fuerte Malayo13 (aunque bautizado como Fort Orange, fue siempre conocido por los españoles como Malayo, en referencia a la de-nominación local del lugar). A tres horas a pie de la Ciudad del Rosario14 y a pocos kilometros (media legua15) del fuerte español de Calamata, en la costa sudoriental de la isla, albergó el principal contingente de soldados neerlan-deses, así como la mayor parte de la población local de la isla, que rehusó ya desde la conquista de Pedro de Acuña someterse al control español. Aunque como ya vimos tras la conquista Pedro de Acuña obligó al rey de Ternate a acompañarle a Manila forzándole a un exilio que duró hasta su muerte. En Ternate se mantuvo a la alianza con Holanda eligiendo a un nuevo rey, quien pasó a establecer su residencia oficial en el fuerte Malayo. Conocedores de su importancia los españoles lanzaron un gran ataque sobre Malayo al poco tiempo de su fundación. El 14 de junio el gobernador Juan de Esquibel al ver que los enemigos estaban construyendo el fuerte mandó a un continente de 180 soldados españoles con el objetivo de impedirlo (250 efectivos en las fuentes holandesas) e intentar evitar el establecimiento neerlandés en la isla16. El fracasó español (murieron 13 españoles y 18 resultaron heridos de gravedad)17 provocó que desde ese momento la isla de Ternate, a pesar de albergar el grueso de las fuerzas españolas de las Molucas, fuese un terri-torio hostil donde el principal fuerte enemigo era visible y accesible a tan solo unas horas de marcha de los fuertes españoles. Hasta la fundación de Batavia en 1619 -en un lugar de marismas, con mejor defensa natural, que posibilitó que se convirtiera en el nuevo centro logístico y político de la VOC- el fuerte Malayo fue su capital en territorio asiático. Completando el Fuerte Malayo disponían de dos fuertes más en la isla: Fuerte Toluco Al norte de Malayo, en la costa oriental, fuerte de origen español construido por Fernando de Ayala en 1611. Un año después fue conquis- 13  WIDJOJO, Muridan: The revolt of Prince Nuku: Cross-Cultural Making in Maluku, c.1780- 1810. The TANAP, Leiden, 2009, pág. 27. 14  VALENTIJN, François: Oud en Nieuw Ost-Indiën, vervattende een naaukeurige en uitvoerige verhandelinge van Nederlands mogentheyd in die gewestenk, benevens eene wydluftige bes-chryvinge der Moluccos. I Deel. J. van Braam, Dordrecht, 1724, pág. 219. 15  Archivo Franciscano Ibero Oriental (AFIO), leg. 21, 12-3.fol. 6., Relación de Gregorio de San Esteban sin fecha. 16  WALL, Ivo Van de: De Nederlandsche oudheden in de Molukken. M.Nijhoff, ‘s-Gravenhage, 1928, pág. 232. 17  AGI, FILIPINAS, 47, N.38. “Confirmación de encomienda de Albay, etc” de fecha 21 de mayo de 1620. Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 142-160. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above