Page 150

RHM_124

LA ÚLTIMA BATALLA DE LA GUERRA DE LOS 80 AÑOS… 149 conocen su excelente trabajo en las Molucas, destacando especialmente la valentía de su ataque sobre el fuerte Malayo35. LA BATALLA Causas y Motivaciones del Ataque El ataque respondió a una acción preventiva del gobernador Pedro Fernández del Río, quien al recibir información de un posible plan de asalto sobre la ciudad del Rosario, decidió anticiparse y lanzar un ataque, que por inesperado, haría más daño en las tropas enemigas. Esta decisión no fue casual ni improvisada. Tenemos un antecedente de esta estrategia durante su primer mandato como gobernador de las Mo-lucas. El 27 de marzo de 1642 ordenó al sargento mayor Pedro Figueroa Pardo que comandase un ataque sobre el fuerte Malayo36. Los españoles se dividieron en dos tropas, la primera atacando directamente desde la playa y la segunda emboscada cerca del exterior de la muralla buscando la sorpre-sa ante unos enemigos superiores numérica y militarmente. La muerte del noble ternate que encabezaba la defensa (el sangaje37 Cudavez, a quien el sargento mayor cortó la cabeza38) provocó la retirada de los enemigos al interior de la fortaleza, quedando los españoles como dueños del Rosado (la 35  AGI, FILIPINAS, 31, N.23., “Carta de los regidores de Manila sobre varios asuntos” de fecha 6 de agosto de 1650. “Gobernado las fuerzas de Therrenate el general Don Pedro Fernández del Río se lo llevó el señor para sí a los 9 de marzo de este año, cuya muerte sintió el gobernador mucho por lo que conocía y tenía experimentado importaba su vida en aquellas partes para el mayor ser-vicio de V. Majestad a quién falto un soldado de todo primor y dichosísimo en la guerra por los muchos y buenos sucesos que Nuestro Señor le dio en los nueve años que asistió en ellas y por último uno cual no se ha visto otro semejante desde que se ganaron, y es que teniendo noticia de que el enemigo salía con suma de flamencos a una facción para impedírsela y dar en él, se dispuso saliesen ciento y tantos infantes y el rey de Tidore con algunos de su nación y habiéndose embocado en dos tropas por donde habían de pasar al llegar el enemigo a dicho puesto salieron los nuestros, con que unos y otros pelearon con grandísimo valor, dilatado tiempo al cabo del cual fue roto el enemigo con mucha perdida de los suyos que reconociénd-ola se puso en huida, yendo los más heridos con que los nuestros volvieron a su fuerza victo-riosos con treinta cabezas de flamencos, sin otros doce vivos y entre ellos tres de toda cuenta, suceso de que en la ocasión ganaron singular reputación las armas de V. Majestad en todo aquel archipiélago y diferentes reinos que en él hay” (Manila, 6 agosto de 1650) 36  AGI, FILIPINAS, 53, N.2., “Confirmación de encomienda de Majayjay, etc” de fecha 13 de noviembre de 1666. 37  Titulo local a modo de jefe político y militar, ostentando por miembros de la aristocracia de la isla. 38  AGI, FILIPINAS, 52, N.3., “Confirmación de encomienda de Bacnotan, etc” de fecha 9 de octubre de 1666. Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 149-160. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above