Page 166

RHM_124

EL MAPA DE AMÉRICA EN TIEMPOS DE CARLOS III 165 expediciones sobre América en este tiempo por más que no fueron sosla-yados otros problemas sustanciales. La primera cuestión se planteó en la denominada “guerra de los Siete Años en que Carlos III rompió la neutralidad y tomó parte con los franceses contra Inglaterra (1762).5 No solo fracasó en su intento de lograr el equilibrio sino que además perdió sendos puertos estratégi-cos en el Atlántico (La Habana) y en el Pacífico (Manila), aunque pudo rectificar el oprobio recobrando ambas plazas al año siguiente (Paz de París, 1763); bien es verdad que, sin embargo, perdía la Florida pero, en compensación, Francia le entregaba la Luisiana occidental; el río Misi-sipi y Nueva Orleans se convirtieron en la frontera hispano-inglesa en Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 165-208. ISSN: 0482-5748 América del Norte.6 Las actuaciones fueron dirigidas por el Marqués de Esquilache y sus objetivos fueron fortalecer las defensas, incrementar la recaudación fiscal y desarrollar el comercio.7 El centro estratégico fue establecido en Cuba y afectó a las grandes Antillas y la Luisiana pero el gran territorio continental norteamericano fue el virreinato novohispano y su expansión septentrional. En el año crítico de 1776, Gálvez estableció la Coman-dancia General de las Provincia Internas del Norte de la Nueva España8 que perseguía controlar a los otros europeos expansivos, principalmente ingleses en territorio continental. Po otra parte, la frontera septentrio-nal en el Pacífico desde la península de California fue el escenario de exploraciones españolas y, en el NO, se produjo el conflicto entre tres competidores, españoles, rusos e ingleses; solo entonces se le dio mayor valor en España a aquel espacio. La potencia naval y económica de Nueva España era clave por más que sus más brillantes virreyes de la época (de Croix y Bucarelli) siguie-ran patrones opuestos; en Perú la personalidad virreinal dominante fue Amat, preocupado por el gobierno de su gran circunscripción así como la exploración oceánica. Los otros dos virreinatos también jugaron su 5  Dos años antes había fallecido María Amalia de Sajonia y en el año precedente había firmado el Tercer Pacto de Familia, coincidiendo con la sanción el “regium exequatur”. 6  En tiempos de Carlos III había importantes ausencias, carencia de referencias en los mapas del NO. continental América del Norte y se contribuyó a establecer algunas, al menos hasta las Cataratas del Niágara; los mapas de Charlevoix son ilustradores (HERNÁNDEZ RUI-GÓMEZ, A: “Una tierra de promisión y la conquista del “Oeste” norteamericano” En Imago mundi Mapas e imprenta. Exposición, dir. M. CUESTA DOMINGO. UCM. Madrid, 2010. 7  En tanto que Arriaga potenciaba la construcción naval, la imprescindible para enfrentarse a la armada inglesa. 8  Que incluían un territorio, entonces, tan amplio, poco poblado, improductivo e “inútil” como Sonora (fig.1), Nuevo México, Nueva Vizcaya, Coahuila, indios Texas y las Californias, arti-culado y defendido por unos pocos presidios y alguna misión igualmente mortecina.


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above