Page 197

RHM_124

196 MARIANO CUESTA DOMINGO Tras los trabajos y experiencia de los inefables Juan y Ulloa fueron la lanzadora para actividades científicas, entre las cuales, las cartográficas jugaron un papel destacado como fruto de numerosas expediciones mencio-nadas, por más que, frecuentemente, los levantamientos se efectuaban según la tradición, sin procedimientos astronómicos haciendo que la obra fuera más importante que el autor de tal manera que la documentación enuncia el rol de cada participante, también del piloto cartógrafo, pero las cartas solían carecer de firma. HACIA UNA NUEVA CARTOGRAFÍA En aquel tiempo la cartografía tenía todo de tradición y mucho de cambio. Proseguía, se ha afirmado, como soporte de información y fuente de dominio, de autoridad, de potestad; de capacidad para hacer y de fuerza para destruir; como principio de localización, de identificación tanto de peligros físicos (arrecifes, escollos, arenales, bajíos) o antrópi-cos (surgideros para piratas y ataques en general, disputas fronterizas). A pesar de sus errores, deformaciones y manipulaciones, era instrumento tan útil para la sociedad protagonista como arma para las potencias an-tagónicas. Son los dos rostros de un elemento esencial que se constituye en lenguaje franco universal. Subsistía la cartografía espontánea, improvisada, ingenua, con-cisa, gratuita, clara, imprecisa, frecuentemente sin escalas por innece-sarias, grande, de territorios relativamente pequeños y de asentamien-tos, también formas de asiento y maneras de producción; más que útil, imprescindible como puede percibirse en el sencillo mapa de Vélez de Escalante (fig. 2) que abonó los esfuerzos por hallar una ruta desde el interior continental cruzando las grandes montañas del Oeste; que un aliciente para el hallazgo de bases de asentamiento, por tierra y mar. En la línea litoral confluirían las acciones misionales, militares y mi-neras; nuevamente, la aportación cartográfica de las dos primeras fue complementaria. Las dificultades eran distintas pero no inferiores en el continente sudamericano. Las contribuciones cartográficas de Amich y de Sobreviela en las comunicaciones son perceptibles en sus mapas mi-nuciosos y en sus cartelas meticulosas.61 Paralelamente, simultáneamen- 61  “Descripción geográphica. De las conversiones de N.S.P.S. Francisco, pertenecientes al Co-legio de Propaganda Fide de Santa Rosa de Ocopa y de los Ríos de Jauxa, Gánunco, Pozuzo y Ucayale qué tributan sus aguas al Marañón, corregida según varias noticias extrahidas del Archivo de dicho colegio y nuevas observaciones hechas por el P. Pr. Apostólico Fr. Joseph Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 196-208. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above