Page 203

RHM_124

202 MARIANO CUESTA DOMINGO En ambos se hallaran protagonistas y obras; improvisadores im-pulsados por la necesidad (como los realizados por capuchinos entre los ríos Apure y Orinoco, 1783) y profesionales cumpliendo su compromiso (al impulso de Patiño y del Marqués de la Ensenada becarios en centros cartográficos europeos que se especializaron en cartografía y grabado, algunos logrando un reconocimiento que perdura, como Tomás López y Juan de la Cruz). La actividad colonial de Holanda, Inglaterra y Francia68 habían erigiendo establecimientos en las Indias Orientales y Occidentales a im-pulsos mercantilista de sus compañías comerciales, las que dirigían su política marítima. España tenía algunos puertos, verdaderos bases estra-tégicas, pero la exactitud no fue nota dominante hasta avanzado el siglo XVIII, cuando la geografía, objeto de reflexión, precisión cartográfica como objetivo, del medio y los recursos, del hombre y la riqueza; cuan-do las publicaciones periódicas y las demás se esforzaban por dar a co-nocer los más heterogéneos asuntos, correspondencia, memorias, infor-mes; cuando las sociedades científicas, centros docentes, investigadores y económicos estaban atentos a sus resultados e impelían su realización movidos por la curiosidad inicial, la observación, planificada, contras-tada por una crítica inteligente cuya actitud fue fruto de la Ilustración que tanto influyó sobre la sociedad burguesa. Unas actitudes y aptitudes que se aprecian en el progreso de humanismo pero también de las mate-máticas y de la astronomía, física o ciencias naturales; que desarrollan estrategias comerciales a caballo de otras políticas sobre bases técnicas de notable importancia tanto en los transportes como en las comunica-ciones, en los gobiernos, etc. Eran unos equipos atentos a lograr posi-ciones clave tanto en la ampliación como defensa de espacios y recur-sos; y cada expedición podía llegar a presentar singularidades pero sus finalidades eran análogas: progreso de las ciencias (físicas, matemáticas, astronómicas, naturales), difusión mediante publicaciones, atención a lo geográfico (economía, comunicaciones, transportes), precisión cartográ-fica y sus frutos se hallan en los numerosos informes, dibujos, memorias, correspondencia, noticias y fueron para uso de políticas y mercantiles, para la planificación, disfrute de sociedades científicas y universidades. La mar se ratificaba como medio idóneo para el éxito de los protagonis- 68  En el siglo anterior hubo un ensayo italiano; Fernando I quiso crear una colonia en América. Para ello el Gran Duque organizó en 1608 una expedición hacia el norte de Brasil, bajo el mando del capitán inglés Thornton; a su regreso no encontró el apoyo de Cosme II y el pro-yecto quedó abandonado. Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 202-208. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above