Page 206

RHM_124

EL MAPA DE AMÉRICA EN TIEMPOS DE CARLOS III 205 Reales Sociedades como la Geográfica, etc. Unos avances que con ayuda de la técnica han permitido una riqueza de cartografía temática inusitada que alcanza su paroxismo en el aspecto explicativo con la que ofrecen los medios de comunicación en el siglo XXI. Los maestros supieron plasmar la realidad y llenaron espacios con informes, leyendas y mitos en un portentoso entusiasmo por el “horror al vacío”; posteriormente también fueron capaces de aplicar el viejo lema “la palabra es plata, el silencio oro”. El gran mapa de Juan de la Cruz, plasma las fuentes utilizadas por el cartógrafo en su gabinete mencio-nándolas (sus errores también); la información del interior continental sudamericano procede de documentación de eclesiásticos; un ejemplo característico es el Mapa del interior del Perú (de los frailes Villanueva y Amich con la red del alto Amazonas y los afluentes por la derecha del Amazonas medio) o el denominado Plano general de las montañas orientales del Reyno del Perú del fraile Joaquín Soler con el gran vacío de los “países incógnitos” . Del mismo modo sucede con la cartografía empleada en las comisiones de límites, en las que hay que subrayar la manipulación de artífices lusos en defensa de sus intereses. En fin, podría establecerse la existencia de una cartografía metodológicamente contra-dictoria entre la dotada de características tan excelentes como la exac-titud, fruto del empleo de coordenadas y escalas, la minuciosidad, que se manifiesta en una proliferación de detalles, y la presencia de puntos de referencia claves, como cotas y la propia toponimia; en contrapartida de la evidencia caracteres dispares con la anterior, cual es la utilidad inmediata, la claridad por su alcance sin menospreciar la destinada al denominado gran público, minimalista de producción millonaria. Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 205-208. ISSN: 0482-5748 PARA CONCLUIR Para la más bella cartografía es aprovechable la vieja idea de que las imágenes son los libros de las personas incultas y que embellecen la verdad y hasta la sinrazón pues, como decía el poeta (N. Boileau), no hay serpiente ni monstruo odioso que el arte no sea capaz de hacer grato a los ojos. El trazado de mapas evidencia el grado de éxito logrado en el arte y habilidad en la navegación, primero por el Mediterráneo por el Mundo entero más tarde. Muestra una acumulación de experiencia y constituye un utensilio apto para llevar a buen puerto. Es testimonio fidedigno del alto nivel logrado en un oficio que tuvo características artísticas muy notables.


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above