Page 214

RHM_124

CARACTERÍSTICAS Y EVOLUCIÓN DEL EJÉRCITO DE CARTAGO… 213 cial en la disposición de las tropas para el combate, con la disposición de una primera línea que estaba constituida por los recién incorporados ele-fantes, detrás de los que marchaban, en las dos alas, la caballería que era mayoritariamente de extracción númido-mora y que se desplegaba ante el enemigo de una forma envolvente, con los mercenarios en la zona derecha de la formación hoplítica y los milicianos ciudadanos avanzando en la zona izquierda6. A su vez, el ejército organizado y dirigido por los generales Bár-quidas, y más en concreto el que dirigió Aníbal en su épica marcha hacia Italia en el 218 a. C., la concepción del ejército era nuevamente diferente,7 y nadie duda tampoco de la capacidad profundamente innovadora que en la preparación y en el propio desarrollo de los combates mostró todo mo-mento el gran general cartaginés, caracterizado por desarrollar una plena adaptación ante cada batalla en los primeros años de la pugna. La descrip-ción que Polibio realiza de cada una de las batallas desarrolladas en Italia muestra precisamente esa inteligente adaptación del general cartaginés en cada caso a las condiciones de los lugares de confrontación, tomando una decisiva ventaja previa de la planificación más detallada, así como del uso magistral de la caballería en los combates.8 Debemos indicar que un evidente problema para el conocimiento de la cuestión que nos ocupa está constituido por la consideración tópica que se hace, sin mayores discusiones, del ejército de Cartago como compuesto de una forma dominante por parte de mercenarios, obviando la existencia de soldados ciudadanos y aliados. Es cierto que esta consideración puede resultar lógica a partir sobre todo de tener en cuenta una determinada si-tuación fuertemente impactante como fue la revuelta de los mercenarios producida al final de la Primera Guerra Púnica, así como algunas opinio-nes expresadas por escritores de la antigüedad (entre ellos Polibio). 6  POLIB. I, 33: “Jantipo puso los elefantes al frente de todo en una fila de a uno, y a una dis-tancia conveniente de ellos colocó a la falange de ciudadanos cartagineses, situando a los mercenarios en el ala derecha, y a la infantería más ligera en la zona de vanguardia de las dos alas, junto a la caballería”. En realidad el triunfo definitivo frente a las tropas romanas en esta batalla estuvo causado por la superioridad de la caballería. 7  Vid. especialmente la aportación de QUESADA, F.: “De guerreros a soldados del ejército de Aníbal como un ejército cartaginés atípico”, Trabajos del Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera, 56, 2005, pp. 129-162. 8  Ejemplo significativo podemos ver en la descripción de la batalla de Tesino; POLIB. I, 65, 6-10: “Aníbal colocó su caballería con bridas (púnicos) al frente, y el resto de ella que carecía de bridas (los númidas y africanos) y así hizo frente al enemigo. Había dispuesto en ambas alas a la caballería porque pretendía hacer una maniobra envolvente…… Tras la operación envol-vente de los númidas, que atacaban por atrás, los infantes romanos armados con jabalinas, que habían logrado rehuir el choque, se vieron enteramente aplastados por la cantidad y violencia de los númidas….”. Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 213-238. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above