Page 219

RHM_124

218 ENRIQUE GOZALBES CRAVIOTO Por último, debe indicarse la existencia de una tradición fuertemente identificada con el fenómeno militar en Cartago. Este hecho naturalmente no fue consustancial a los primeros siglos de su existencia, pero sí se produ-jo después del siglo V a. C. cuando la milicia y el mando militar se convir-tieron en una columna vertebral del Estado cartaginés. En época de Augusto el escritor de astrología Manilio caracterizaba a Cartago como un Estado belicoso (quondam Carthago regnum sortita sub armis)20. Pero sobre todo ese carácter militar se detecta en un curioso añadido a la leyenda de los orí-genes de Cartago, también recogido por Trogo Pompeyo-Justino, señalaba la aparición al abrir los cimientos para la construcción de la ciudad de una cabeza de vaca, en primer lugar, y de una cabeza de caballo, seguidamen-te21. La primera se interpretaba como un desarrollo futuro de un pueblo que sería fértil y próspero, mientras el caballo se consideraba como el símbolo del establecimiento de una población fuerte y belicosa. No es casualidad precisamente el que la figura del caballo, símbolo indudable de la potencia militar, apareciera siglos más tarde como la representación más corriente de Cartago en sus acuñaciones22 (fig. 2). No obstante, sin duda se trata de un aditamento legendario efectuado ya en una época muy tardía, pero cierta-mente esta representación del caballo podría relacionarse con la identidad guerrera de los cartagineses. Fig. 2. Reverso de un tetradracma cartaginés con toda probabilidad de Sicilia, con la representación del caballo (fuerza militar) y de la palmera (África). Museo de la Casa de la Moneda de Madrid. fueron puestos al frente Amílcar Barca y Hannon; igualmente en la primera reacción ante el ataque del siciliano Agathocles al África en 310 a.C., fueron nombrados Hannon y Bomilcar como documenta PLUT.: Timol. XX, 10. Pero también en Cerdeña se había dirigido la guerra dirigida por los hermanos Asdrúbal y Amílcar; JUST.: Ep. XIX, 1-2. 20  MANIL.: Astr. IV, 667. 21  JUSTIN.: Ep. XVIII, 5, 15-16. 22  Sobre todo porque las primeras acuñaciones cartaginesas realizadas en Sicilia estaban desti-nadas sobre todo al uso de la moneda por parte de las tropas. Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 218-238. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above