Page 230

RHM_124

CARACTERÍSTICAS Y EVOLUCIÓN DEL EJÉRCITO DE CARTAGO… 229 más tarde61. El tipo de ejército fundamentalmente hoplítico fue sin duda el dirigido por el general Malco que actuó en Sicilia y en Cerdeña, y ello enca-ja además bien con la dificultad (pocas veces considerada en la bibliografía) de embarcar para el traslado a los caballos (y más aún a los elefantes más tarde), que requerían unas mayores infraestructuras portuarias y navales que sin embargo debieron limitadamente poseer. Pero sobre todo fue con la reforma militar del lacedemonio Jantipo, a mediados del siglo III a. C., con la que ya la disposición del ejército cartagi-nés para la batalla experimentó una mayor evolución62, con la importancia esencial de las dos alas de la caballería y también de la utilización de los elefantes ubicados en la primera línea. En los primeros tiempos del ejército cartaginés, por el contrario, no parece para nada que la caballería tuviera ese papel importante que llegaría a tener en tiempos posteriores, y desde luego no había ninguna presencia de elefantes, cuya primera aparición (nada im-portante) se produjo en el año 262 a. C. en la batalla de Agrigento63. No obs-tante, los elefantes aparecen mencionados en aquella ocasión sin un lugar específico, mientras fue Jantipo quien los convirtió en una fuerza relevante al decidir que fueran en la primera línea de batalla64. Respecto al armamento, no hemos tratado prácticamente en el pre-sente estudio y debe quedar para la realización de investigaciones pos-teriores. No obstante, debe indicarse que disponemos de una casi nula documentación al respecto de la panoplia militar púnica con anterioridad a la Primera Guerra Púnica. Se trata éste de un hecho nada excepcional, 61  DIOD. XX, 29: “Amílcar encabeza la columna en marcha, y le seguía Dinocrates con su caballería, mientras la infantería había sido dividida en dos falanges, una formada por los bárbaros, la otra por parte de los mercenarios griegos. Además el ejército estaba acompañado de una masa de gentes no formadas, todos inútiles y atraídos por la apareciencia del pillahe y que en muchas ocasiones constituyen la causa de los levantamientos y desórdenes que estallan en el ejército”. Como puede verse, la imagen ofrecida del ejército de Cartago era en ocasiones bastante caótica. 62  POLIB. I, 32, 7: “Cuando sacó el ejército delante de la ciudad y lo dispuso en orden, y em-pezó a hacer maniobrar la formación de la tropa, a transmitir las órdenes según principios militares, mostró la existencia de una notable diferencia en contraste con la incapacidad de los generales anteriores, de tal forma que la gente aplaudía y lo animaba a que se apresurara para enfrentarse al enemigo”. 63  POLIB. I, 1, 5. 64  Una cierta discusión se ha establecido acerca de estos primeros elefantes. Los mismos fue-ron dados a conocer a Alejandro Magno, en el siglo IV a.C. en sus campañas en los límites de la India. Después Pirro del Épiro, en el 280 a.C., los utilizó en la batalla de Heraklea. Al parecer, todos estos primeros elefantes, incluidos los cartagineses, eran de origen asiático. Estos primeros elefantes en el ejército de Cartago fueron proporcionados por el Egipto de los Lágidas. Más adelante ya los cartagineses domesticarían el elefante norteafricano, que era de mucho menor tamaño que el asiático, y en teoría esos serían los que se utilizaron por parte de los generales Bárquidas. Revista de Historia Militar, 122 (2017), pp. 229-238. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above