Page 26

RHM_124

LA PRESENCIA ESPAÑOLA EN GUINEA ECUATORIAL… 25 Las noticias de lo que el 18 de julio de 1936 estaba pasando en el Norte de África y la Península llegaron tarde y mal a Guinea. En esa fecha se encontraba anclado en el puerto de Santa Isabel el crucero Méndez Núñez; el 23 de julio se le ordena reintegrarse a la flota republicana en el Medite-rráneo; estando en ruta, se le ordena que de nuevo regrese a Santa Isabel, a donde llega el 29 de agosto; el comandante del buque y otros oficiales son desembarcados y recluidos primero en el palacio del Gobierno y luego en una finca particular; días después, todos huyen en una barca hacia el puerto camerunés de Victoria. De nuevo el crucero recibe la orden de regresar a la metrópoli; en la travesía, los dos únicos oficiales que quedaban a bordo hu-yen a nado mientras el buque hacía una parada en el puerto de Dakar. Mientras tanto, se ha producido la dimisión del Gobernador General, Luis Sánchez Guerra, y el 19 de septiembre el Teniente Coronel Jefe de la Guardia Colonial declara el estado de guerra en Santa Isabel en favor de los sublevados de la metrópoli. En la parte continental la situación es menos clara; hay intentos de sublevación en la guarnición de Bata y otros puntos de Rio Muni pero finalmente los partidarios del gobierno republicano se hacen con el control de la situación, a pesar de algunos intentos de contragolpe por parte de los partidarios de la sublevación. El 5 de octubre parte del puerto de Las Palmas la motonave Ciudad de Mahón para asegurar a favor de la sublevación la isla de Fernando Poo y acabar con la situación en la parte continental; compone la fuerza expedicionaria un tabor de Tiradores de Ifni, una batería del Grupo Mixto de Canarias y una media sección de ametra-lladoras del Regimiento de Infantería “Las Palmas”, más dos compañías de voluntarios canarios; antes de desembarcar en Bata, el buque expedicionario mantiene un cañoneo con el buque Fernando Poo que se encontraba en el puerto, al que incendia. A finales de octubre, todo el territorio guineano está en manos de los partidarios del Alzamiento. Tras el triunfo del bando nacional, la situación de Guinea se adapta a la nueva situación mediante la promulgación de un nuevo estatuto colonial en 1939: los cargos superiores de la administración pasan a ser militares y durante un tiempo permanecen en la colonia un importante contingente de las fuerzas militares expedicionarias. La II Guerra Mundial tendrá también repercusiones en los territorios españoles del Golfo de Guinea. En las colonias francesas alrededor del Gol-fo de Guinea se estaba librando una guerra civil entre partidarios de Pétain (Gabón, Dahomey) y los fieles a De Gaulle (Chad, Camerún); ambos temían una posible intervención española en favor del contrario. Por otra parte, Gran Bretaña impuso un bloqueo naval en las aguas del Atlántico que obligó a barcos del Eje a refugiarse en el puerto de Santa Isabel. En 1942, una ope- Revista de Historia Militar, 124 (2018), pp. 25-60. ISSN: 0482-5748


RHM_124
To see the actual publication please follow the link above