18 Av. militar

RAA_880

La Aviación Militar durante 2018 Desde el punto de vista militar, Rusia ha «protagonizado» algunos de los últimos conflictos recientes. Si el despliegue de misiles antiaéreos S-400 en la península de Crimea o los despliegues de la flota y la fuerza aérea en el mar del Norte y en el Mediterráneo ya se habían convertido en algo habitual y casi asimilado por parte de Occidente, el año 2018 vuelve a cerrarlo Rusia con un nuevo pulso a Ucrania en particular y a Occidente en general. Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, Ucrania declaró el estado de excepción después de un incidente con la armada rusa en el que barcos de Moscú abrieron fuego contra embarcaciones ucranianas y capturaron a una veintena de marineros. La tensión militar y diplomática entre Rusia y Ucrania tras este último incidente puede derivar en consecuencias imprevisibles. Moscú ha El NGWS aspira a ser el avión de combate de quinta generación que sustituya, a partir de 2040, a los cazas europeos en servicio, como el violado de manera grave la legalidad internacional en al menos dos puntos importantes. El primero, la anexión militar unilateral de la península de Crimea en 2014, un territorio reconocido por Naciones Unidas como parte integrante de Ucrania. El segundo es el cierre arbitrario del acceso al mar de Azov en contra de lo acordado con el propio Gobierno ucraniano cuando se formaron las actuales Rusia y Ucrania fruto del desmembramiento de la Unión Soviética. A todo ello hay que sumar lo sucedido el pasado mes de noviembre, con el apresamiento de tres buques de la Marina ucraniana, uno de los cuales además recibió fuego real por parte de la Armada rusa. Esperando qué derroteros tomará esta escalada de tensión entre Rusia y Juan Carlos Jiménez Mayorga Occidente, y entrando ya de lleno en la aviación militar, seguramente, desde el punto de vista europeo, el año que ahora termina se ha convertido en el germen de los que están llamados a ser los dos futuros programas más estratégicos, de mayor envergadura a los que la defensa y la industria europea se enfrentarán y que protagonizarán buena parte del siglo XXI: el FCAS, de Airbus y Dassault, y el Tempest, de BAE Systems, Leonardo, MBDA y Rolls- Royce, ambos proyectos de aviones de combate de próxima generación. Aunque en un principio España aspiraba a participar desde la fase de definición en el Programa FCAS o Sistema Eurofighter y el Rafale de Armas de Nueva Generación (NGWS), esto, hasta el momento, no ha podido ser. En diciembre de 2017, la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, pidió ingresar en el NGWS, pero franceses y alemanes rechazaron tal petición. El argumento fue que, escarmentados por la experiencia de programas como el Eurofighter o el A400M, no querían a nadie más interviniendo en el diseño inicial del avión. Hasta la fecha, España ha participado como mero observador, pero a comienzos de diciembre España volvió a intentar participar como socio de pleno derecho en el futuro caza europeo del siglo XXI que impulsan Francia y Alemania. Así lo ha pedido formalmente la ministra de Defensa, Margarita Robles, que ha remitido sendas cartas a sus homólogas francesa y germana, Florence Parly y Ursula von der Leyen, en las que les traslada el firme interés del Gobierno por formar parte del proyecto franco-alemán y les pide firmar cuanto antes el acuerdo para la plena adhesión de España. El NGWS aspira a ser el avión de combate de quinta generación que sustituya, a partir de 2040, a los cazas europeos en servicio, como el Eurofighter y el Rafale. Como confirmó en la pasada Conferencia Internacional de Caza (IQPC) celebrada en Berlín, el general de brigada Leon-Antonio Maches Michavila, España ha estado considerando ambas opciones para el futuro avión de combate, manteniendo conversaciones con el equipo franco alemán de Dassault y Airbus, y el equipo británico Tempest: «Algo debe suceder tarde o temprano, pero queremos ser socios y no clientes», dijo el general español, agregando: «Necesitamos acceso a los datos y proporcionaremos nuestras capacidades industriales. Somos modestos, pero sabemos cómo hacer las cosas». El empleo cada vez más creciente de vehículos aéreos no tripulados, vislumbra un futuro donde los RPA asumirán cada vez un papel más importante, sustituyendo o complementando a las aeronaves tripuladas. Ejemplo de ello es el concepto FCAS (Future Combat Air System) definido por el Ejercito del Aire y en el que se contempla una combinación de aeronaves tripuladas y no tripuladas, o la próxima incorporación del MQ-9 Reaper, un sistema MALE que proporcionará capacidad ISR. Los sistemas de armas C.16 (Eurofighter) y T.23 (A400M) continúan con sus entregas, tanto en el contexto internacional 18 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Enero-Febrero 2019


RAA_880
To see the actual publication please follow the link above