24 aviación civil

RAA_880

24 La aviación comercial en 2018 José A. Martínez Cabeza Ingeniero aeronáutico Miembro de número del Consejo Asesor del SHYCEA Pa r a l a aviación comercial el año 2018 discurrió sin sobresaltos, excepto en lo que a la siniestralidad aérea se refiere. Se trata este último de un asunto que, como es costumbre en los resúmenes anuales que llevamos escribiendo para la RAA desde hace unos cuantos años, se examinará al final. Así pues, siendo fieles al formato tradicional adoptado en su día, comenzaremos por examinar la evolución general del transporte aéreo, a partir de los datos avanzados por la IATA, International Air Transport Association, y la OACI, Organización de la Aviación Civil Internacional, a título de provisionales como no puede ser de otra manera. La IATA se adelantó en casi tres semanas a la conclusión de 2018 para avanzar algunas estimaciones de resultados en ese ejercicio, enmarcadas dentro de sus previsiones para el ejercicio 2019. Lo hizo bajo un epígrafe que destilaba optimismo: «Hacia una década en negro para las compañías aéreas». Siempre tiene su riesgo adelantar acontecimientos en el mundo del transporte aéreo, tan sensible a los avatares imprevistos que pueden surgir en la economía y la política internacionales, pero las cifras provisionales de 2018 manejadas por esa asociación dan pábulo al optimismo en 2019 implícito en el susodicho epígrafe. En efecto, las estimaciones de la IATA para el recién concluido ejercicio dicen que el beneficio neto sumado por sus compañías miembros habrá sido de 32,3 millardos de dólares. Cierto es que a mediados de 2018 la cifra adelantada era de 33,8 millardos de dólares, pero, como se recordará, en el mes de junio se revisó a la baja, fundamentalmente por la evolución prevista en los precios del combustible. La IATA completa sus estimaciones provisionales de 2018 situando el volumen de transporte alcanzado en 4,34 millardos de pasajeros y 63 700 000 toneladas de carga, que vienen a suponer en porcentajes con relación al ejercicio 2017 incrementos del 6,5 % y el 4,1 % respectivamente. La OACI dio a conocer sus valoraciones el 31 de diciembre con un amplio informe para los medios obviamente más detallado que en el caso de la IATA, que se ha centrado tal y como se ha dicho en sus previsiones para 2019. Los pasajeros transportados en el ejercicio 2018 han sido según la OACI, 4,3 millardos, cifra redondeada similar a la estimada por la IATA, que sin embargo la traduce como un 6,1% de aumento con relación a 2017, indudablemente porque la OACI abarca un espectro más amplio de operadores de transporte aéreo. El Boeing 737 MAX 9 fue certificado en febrero. (Imagen: Boeing) En cuanto a la carga aérea, la OACI reconoce que tras el importante repunte de 2017 se ha visto una significativa moderación en el ejercicio 2018. Tal parece que esta moderación ha tenido mucho que ver con las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos y sus inevitables repercusiones en el comercio internacional. Aunque la OACI cifra el crecimiento de la carga aérea en 2018 en un 4,5 % –en contraste con la IATA que lo sitúa cuatro décimas por debajo–, la comparación con 2017 es poco favorable, puesto que en ese año el aumento –siempre según la organización– resultó ser de nada menos que un 9,5 %, es decir, más del doble. Es muy probable no obstante que el guarismo del ejercicio 2017 fuera excepcional y que el valor registrado en 2018 sea más realista y acorde con la evolución normal de la carga aérea. A destacar que el tráfico internacional de carga supuso el 2018 cerca del 87 % del total. La OACI dedica especial mención a los precios del combustible, de evidente influencia en el desarrollo de las REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Enero-Febrero 2019


RAA_880
To see the actual publication please follow the link above