Page 80

RAA_880

Mural expuesto en el Museo de Aeronáutica de Cuatro Vientos una aplicación de doble uso civil y militar por lo que se hallaba altamente clasificada en los países en el ámbito nuclear desarrollados desde los años 50 al ser la base fundamental de las bombas termonucleares basadas en el principio Ulam-Teller. Ello obstaculizaba el libre intercambio de información para la investigación dirigida a la producción de energía eléctrica. Un logro fundamental del profesor Velarde se produjo en 1988 cuando organizó la European Conference on Laser Interaction with the Matter (ECLIM 88). En esta conferencia, él, junto con el doctor Erik Storm, del Lawrence Livermore National Laboratory (LLNL) de Estados Unidos, propusieron redactar conjuntamente una declaración con los científicos asistentes a la conferencia para pedir a los países nucleares que desclasificasen los trabajos sobre fusión por confinamiento inercial aplicables a la producción de energía eléctrica. En ella se decía: «Ha llegado la hora de comenzar seriamente una nueva época en el desarrollo de la fusión nuclear inercial. El loable objetivo de la comunidad internacional en este campo es llevar a cabo la máxima colaboración posible entre las naciones, con objeto de hacer que los beneficios tecnológicos de la fusión sean útiles a toda la humanidad». El general Velarde le puso el nombre de manifiesto por la connotación histórica de la palabra y fue un éxito de adhesión al ser firmado por más de 130 científicos asistentes a la conferencia. El impacto del Manifesto of Madrid hizo que la resistencia del Gobierno norteamericano disminuyera paulatinamente y tras recibir importantes recomendaciones internas, incluidas las de tres directores de laboratorios nacionales productores de armas nucleares, el 7 de diciembre de 1993 la Secretaria de Estado de Energía, Hazel R. O’Leary anunció que los Estados Unidos iban a proceder a una gran desclasificación de la investigación sobre fusión por confinamiento inercial. Esta desclasificación, la más importante en la historia del Departamento de Energía, produjo un gran impacto en Norteamerica. El New York Times dijo “Los pasos dados en el extranjero para producir electricidad a partir de la fusión obliga a Estados Unidos a desclasificar. … No es por cuestiones de política interior, ni por el fin de la Guerra Fría, ni el colapso de la Unión Soviética como amenaza militar. Se ha debido a la competencia extranjera. Científicos en Japón, Alemania, España e Italia … han publicado abiertamente los “secretos”. En 1997 el general Velarde recibió el Premio Edward Teller (otorgado en 1991 al Premio Nobel ruso Nicolai G. Basov), por su trabajo pionero y liderazgo en el uso del laser y los haces de iones para producir materia de alta densidad y alta energía para la investigación científica. En la ceremonia de entrega, el propio Edward Teller, S.M. el rey don Juan Carlos, el capitán general Manuel Gutiérrez Mellado condecorando al teniente coronel Guillermo Velarde en un acto en el CESEDEN (1978) 78 REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Enero-Febrero 2019


RAA_880
To see the actual publication please follow the link above