Page 81

RAA_880

El general Guillermo Velarde con S.M. el rey Don Juan Carlos I y los premios Nobel Leo Esaki y Rudolph Mössbauer conocido como el padre de la bomba termonuclear norteamericana, dijo: «Profesor Velarde debemos reconocer lo que está a nuestro alrededor y comprender las posibilidades de utilizarlo en beneficio de todos y ello debe hacerse por la comunidad sin dudas ni secretos. Señor, usted ha hecho quizás más que nadie para promover la fusión por confinamiento inercial en su dirección más importante». Cuando el OIEA, dependiente de Naciones Unidas, decidió establecer una línea de trabajo sobre la fusión nuclear, seleccionó como centros de investigación líderes en el mundo al Centre d’Etudes de Limeil (Francia); al Lawrence Livermore National Laboratory (Estados Unidos); al Instituto de Física Lebedev (Rusia); al Instituto de Ingeniería del Laser (Japón) y al Instituto de Fusión Nuclear (España). El profesor Velarde jugó un papel fundamental para que la investigación sobre fusión por confinamiento inercial para la producción de energía eléctrica fuese incluida en los programas de las instituciones europeas. El 26 de junio de 1990 fue convocado por el Parlamento Europeo en Luxemburgo para estudiar la viabilidad de introducir estas investigaciones a nivel comunitario. El resultado fue la creación por parte de la Comisión Europea dentro de diferentes Programas Marco de la UE de un Comité Consultivo Euratom-Fusion y los Programas ICF Keep in Touch, de cuyo comité científico fue presidente desde 1998 a 2006. En 2011 las Fuerzas Armadas le honraron con la concesión del Premio Marqués de Santa Cruz de Marcenado en un entrañable acto celebrado en el CESEDEN. La comunicación de este prestigioso premio le sorprendió en los Estados Unidos mientras asistía a una conferencia que se celebraba en San Francisco. Mis cuatro compañeros del IFN que también estábamos allí nos permitimos comunicarlo a los organizadores de la misma y fue un momento emotivo cuando los numerosos asistentes a la cena oficial dimos al general Velarde una calurosa ovación donde él nos pidió que brindásemos todos por España. Su labor académica en la Universidad Politécnica ha dejado como legado una escuela basada en valores como el amor al trabajo responsable, el compañerismo, la lealtad y la amistad, de la que siempre nos dio ejemplo con humildad y honradez trabajando hasta los últimos días de su vida. Merece la pena destacar que fue director y codirector de 61 proyectos de investigación; impartió más de 300 conferencias en 18 países y publicó 325 trabajos científicos. Asímismo era académico de la European Academy of Sciences que cuenta entre sus miembros con más de 50 Premios Nobel. El catálogo bibliográfico de la Biblioteca Nacional de España cuenta con doce títulos, entre libros y trabajos escritos por él, incluida su última obra “El Proyecto Islero. Cuando España pudo desarrollar armas nucleares”. El general, profesor, científico Guillermo Velarde falleció ahora hace un año, en enero de 2018. Poco después, en marzo de 2018, el Consejo de Gobierno de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), a petición de todos los miembros del IFN, aprobó que éste pase a llamarse a partir de ahora Instituto de Fusión Nuclear Guillermo Velarde en reconocimiento a la gran labor realizada por este general del Ejército del Aire y científico que a lo único que aspiró en su vida fue servir a España, dando lo mejor de sí mismo y dejando tras de sí un camino abierto a las nuevas generaciones del mundo de la investigación nuclear. n La Universidad Politécnica de Madrid concedió la medalla de honor al capitán general Manuel Gutiérrez Mellado y al general del Aire Ignacio Alfaro Arregui a petición del general Velarde REVISTA DE AERONÁUTICA Y ASTRONÁUTICA / Enero-Febrero 2019 79


RAA_880
To see the actual publication please follow the link above