Page 102

RHM_125

102 JOSÉ MARÍA DE LUXÁN MELÉNDEZ la necesidad de cerrar la comunicación de la frontera a los Carlistas; Para esto reforzar el cuerpo de Evans con la División de Vanguardia; Y que el Ejército de Espartero marchase sobre Durango. El segundo, tiene un fin organizativo, y se refiere a la necesidad de que el General Oraá saliese inmediatamente para tomar el mando del Ejército de Aragón y Valencia, y terminar si existían gérmenes de división entre los generales del Ejército. Y por ultimo un tercer objetivo de naturaleza logística se vincula con: Subsistencias; Vestuario; Armamento; Provisiones de guerra; y Hospitales. En el transcurso del viaje, la Revista Nacional,30 periódico próximo a Mendizábal, casi en los mismos términos que Luxán, desvela y aplaude los objetivos de la misión: “Algunos suponen que los señores comisionados van a tratar con el general Espartero los medios más oportunos de emprender un ataque general en toda la línea enemiga para destruir de un solo golpe la facción : otros creen que dichos señores Diputados llevan solo el encargo, de restablecer la armonía entre todos los cuerpos del ejército y hacer más compacta su unión, y no falla quien asegura que de lo que se trata es de adoptar las medidas necesarias á fin de que nada falte al soldado para que este pueda sobrellevar ventajosamente los contratiempos y penalidades, anejas a la clase de guerra en que esta empleado, mucho más ahora que las operaciones militares van a emprenderse según parece , con toda actividad. Sea de esto lo que fuere, nosotros no podemos menos de aplaudir una determinación , por la que siempre hemos clamado, y al paso que nos felicitamos de que haya sido puesta en práctica, aseguramos los resultados más ventajosos que nos habíamos prometido de ella”. Por su parte la prensa de conservadora31 destacó que a su juicio hubo una falta de transparencia: “nosotros, no sabemos cuál era el carácter que llevaba; y por lo mismo no podemos formar un juicio exacto acerca de esta materia”, y además puso en cuestión la idoneidad política y profesional de Luxán, ya que desde su punto de vista” si iba como comisario del gobierno, ha sido una imprudencia su misión. El Sr. Luxán, capitán únicamente, no es nuestro concepto, bastante graduado para ella. No le queremos considerar como diputado a Cortes, pues nos vemos qué relación con la guerra esa sublime investidura”. Luxán llegó32 a Santander “en posta con pliegos del gobierno para el general Espartero; y… salió para Bilbao en el vapor Isabel II, que estaba a punto de partir”, y para resaltar la urgencia del viaje, informan los periódicos, “para el caso de no haber encontrado buque pronto a trasladarle traía carta del embajador ingles para el vicecónsul…afín de que se echase mano de uno de la escuadra inglesa, por ser de suma urgencia la misión que dicho señor iba encargado”. 30  La Revista Nacional, 9 de febrero de 1837. 31  El Español, 22 de febrero de 1837. 32 El Español, 18 de febrero de 1837 y El Eco del Comercio, 19 de febrero de 1837. Revista de Historia Militar, 125 (2019), pp. 102-130. ISSN: 0482-5748


RHM_125
To see the actual publication please follow the link above