Page 150

RHM_125

150 FRANCISCO MORENO DEL COLLADO Tras meses de idas y venidas, Vizcaíno consiguió permiso para vender algunas mercancías, un préstamo y regalos y cartas de Tokugawa Ieyasu para el virrey de Nueva España. Estas cartas manifestaban el interés por mantener relaciones comerciales con los españoles y el rechazo al cristianismo. Por fin, el 16 de septiembre se hizo a la mar en Uraga en el galeón San Francisco. El 23 de octubre, poco más de un mes después de la salida de Vizcaíno, otro barco partió de Japón hacia Nueva España. Lo había mandado construir el shogun Tokugawa Hidetada y en él enviada al franciscano Luis Sotelo con cartas para el virrey de México y el rey de España. Estas cartas contestaban a las traídas por Vizcaíno a Japón y se enviaban también ante el retraso de la respuesta a las que Alonso Muñoz había llevado a España hacía ya más de dos años. Por causa de las tempestades, el barco en el que viajaba Sotelo tuvo que volver de arribada a Japón. El shogun reaccionó apresando al franciscano y condenándole a muerte, lo que evitó la intervención de Date Masamune. Mientras tanto, Vizcaíno se dedicaba a buscar sin éxito las islas Ricas. Una serie de tormentas le forzaron también a él a regresar a Japón, donde llegó el 7 de noviembre con graves averías en el San Francisco. Durante cinco meses no fue recibido en la corte, molestos por considerar que la exploración se había realizado sin autorización del shogun. En ese tiempo, Vizcaíno se enfrentó con los franciscanos, en particular con Luis Sotelo, a quienes acusó de haber boicoteado sus intentos de conseguir un préstamo para reparar el San Francisco y regresar a Nueva España. En el fondo no era sino prolongación de las discrepancias que ya se habían manifestado entre Vivero y Cevicós, entre los partidarios y los detractores de las relaciones con Japón. Cuando empezaba a desesperar, llegó un inesperado ofrecimiento del daimio Date Masamune, para construir un navío en Sendai y volver en él a Nueva España. El artífice de esta gestión fue Luis Sotelo, a quién Masamune ya había decidido enviar como embajador suyo a España y Roma38. La construcción del navío siguió el modelo de los galeones españoles, se hizo en un tiempo record y la supervisaron William Adams y Sebastián Vizcaíno, por deseo expreso de Masamune39. El 27 (o 28) de octubre de 1613, salieron por fin de Sendai en el barco al que los japoneses llamaron Date Maru y los españoles San Juan Bautista40. En él viajaban Vizcaíno y los compañeros de su embajada que no habían 38 La figura de Luis Sotelo es muy controvertida. Ya en su tiempo se decía que fue él quién convenció a Masamune para que le enviara como su embajador y que lo que realmente pretendía Sotelo era que el Papa creara una nueva diócesis en el norte de Japón de la que él sería obispo. 39 Masamune estaba en contacto con todos los europeos, no sólo con los españoles, que pudieran ayudarle a fomentar el comercio y adquirir tecnología europea. 40 El San Juan Bautista fue el primer barco construido en Japón según técnicas europeas que cruzó 4 veces el Pacífico, dos en cada sentido. Revista de Historia Militar, 125 (2019), pp. 150-168. ISSN: 0482-5748


RHM_125
To see the actual publication please follow the link above