Page 174

RHM_125

174 VICENTE PUCHOL SANCHO Además, existen otras obras más divulgativas que han sido muy utilizadas por los historiadores. Entre los autores más destacados podemos citar a Piero Pieri, Giuseppe Guerzoni, Jasper Ridlye, Amadeo Tosti, Ennio di Nolfo o Evaristo Menghetti.6 Por lo que respecta a la reconstrucción de los movimientos de las tropas aliadas, la historiografía del Risorgimento se apoya principalmente en el artículo del capitán Eugenio de Rossi, arrastrando los errores y aciertos desde entonces. Para las operaciones de las tropas napolitanas utilizó el libro de Gaetano d’Ambrosio, pero este es sumamente sintético y no entra en los detalles, descripciones, número de tropas, ni en el despliegue de las fuerzas napolitanas que Rossi nos ha dejado. En cuanto a la persecución que realizaron las tropas españolas hay que decir que todos los movimientos descritos por la historiografía italiana son erróneos, como ya se ha indicado. El origen parte también del artículo de Eugenio de Rossi, cuya única fuente de información fue tambíén el libro del capitán napolitano Gaetano d’Ambrosio, pero este no menciona ni los movimientos ni los detalles que Rossi atribuye a los españoles. En cambio, la narración que hace es tan minuciosa, tanto en la descripción del itinerario seguido por las tropas españolas como en las fechas, lugares, observaciones y comentarios, que el lector que no contraste ni estudie los hechos no puede sospechar de su falsedad. Algunos autores posteriores, inspirándose en él, se permiten incluso añadir reflexiones personales que al apoyarse en una falsa premisa son tan erróneas como la marcha que atribuyen a nuestros soldados. No obstante este cúmulo de errores históricos, la pormenorizada narración de Eugenio de Rossi hace pensar que tal vez consultó algunos manuscritos que, según George Macaulay, estaban en poder del entonces capitán Rossi y que pertenecían a personas que tomaron parte en la marcha. Entre estas habría que destacar el coronel Gaetano Sacchi, que mandaba la primera Legión, y el también coronel Ugo Forbes, que mandó la segunda. Curiosamente, los dos autores que han publicado sus diarios y recuerdos, el maggiore Hoffstetter y Emilio Ruggeri, no entran en los pormenores que Rossi atribuye a las tropas aliadas. 6 PIERI, Piero: Storia Militare del Risorgimento. Giulio Einaudi, Roma, 1962. GUERZONI, Giuseppe: Garibaldi. G., Barbiera Editore, Firenze, 1929. RIDLEY, Jasper: Garibaldi. Arnoldo Mondadori, Editore, Milano, 1975. TOSTI, Amadeo: “La campagna del 1849”, en Garibaldi condottiero, Stato Maggiore Esercito, Ufficio Storico, Tipografia Regionale, Roma, 1957. NOLFO, Ennio di: “Il 1849: parte seconda: governo democratico e restaurazione in Toscana, la reppublica romana, la reazione del Regno delle Due Sicilie”, en Storia del Risorgimento e dell’unitá d’Italia. Rizzoli, Milano, 1960, pp. 551-564 (es continuación de la obra de Cesare SPELLANZON). MENGHETTI, Evaristo: “La ritirata di G. Garibaldi da Roma nelle memorie di un suo ufficiale sanitario”, en Rassegna Storica del Risorgimento, Anno XX, fasc. I, 1933, pp. 145-152. Revista de Historia Militar, 125 (2019), pp. 174-200. ISSN: 0482-5748


RHM_125
To see the actual publication please follow the link above