Page 181

RHM_125

LA PERSECUCIÓN DE GARIBALDI POR LAS TROPAS ALIADAS... 181 Revista de Historia Militar, 125 (2019), pp. 181-200. ISSN: 0482-5748 5 de julio Esa madrugada, a las 03:00 h, Garibaldi reemprendía la marcha desde Monterotondo hasta Passo Corese, recorriendo sólo 17 km. El cansancio de las tropas no le permitió avanzar más allá.26 En el otro extremo de la zona de operaciones, los franceses continuaron su progresión hasta Frascati. Ese día, Oudinot, en un nuevo comunicado, ordenó al general Regnaud que ocupase de forma permanente Albano, Tivoli y Frascati, recordándole que su principal misión era tranquilizar a las poblaciones y oponerse a los actos de devastación de las tropas garibaldinas. Además, dispuso que la brigada de caballería del general Morris regresase a Roma, a excepción de un escuadrón que tenía que conservar para utilizarlo como correo.27 Esa noche llegaron a Terracina los esperados refuerzos españoles al mando del general Juan Zavala y de la Puente. Las tropas estaban constituidas por los batallones de cazadores Baza, Ciudad Rodrigo y Navas, el regimiento de caballería Lusitania y una batería de montaña. Si bien, la batería y dos escuadrones de caballería se quedaron en Barcelona por falta de espacio en los barcos y no llegaron a Italia hasta finales de julio.28 Ese mismo día, exploradores enviados por el delegado pontificio en Velletri, monseñor Berardi, informaron certeramente al general Fernández de Córdova que Garibaldi se encontraba en Monterotondo.29 Por lo que respecta a las tropas napolitanas, el ministro de la Guerra y Marina puso bajo las órdenes del general Ferdinando Nunziante las fuerzas de los Abruzzos y la brigada del general Brunner, compuesta por dos regimientos y una batería de artillería. También le advertía de que una fuerte columna enemiga pretendía penetrar en el reino por Vicovaro, Arsoli y Tagliocozzo, ordenándole que confirmase la noticia y, en el caso de ser cierta, les diese alcance y los atacase, bien por detrás bien por su flanco derecho, tanto si la división española le apoyaba como si no lo hacía. Al mismo tiempo le comentaba que el general Córdova había sido 26 BELLUZI, Raffaele: Op. Cit., pp. 23-25. HOFFSTETTER, G.: Op. Cit., pp. 341-349. ROSSI, Eugenio; GRITTI, Luigi: Op. Cit., IX, pp. 15-17. BESEGHI, Umberto: Op. Cit. pp. 52-54. MACAULAY, George: Op. Cit., pp. 274-276. 27 AHAT. Expédition de Rome (1848-70), Carton 2, Rome, 13-7-49, Rapport sur la marche de la 1ere Division du 4 au 9 juillet inclus; Carton 29, Santucci, 3-7-49, Ordre du 3-7-49. BITTARD DES PORTES, René: Op. cit., p. 410. 28 PUCHOL SANCHO, Vicente: Diario de operaciones del cuerpo expedicionario a los Estados Pontificios (1849-50). Ministerio de Defensa, Madrid, 2011, pp. 238-247. 29 ASV. Segretaria di Stado, Corrispondenza di Gaeta e Portici (1848-50), Rub 165, fasc 10, Velletri, 5-7-49 (nº 156), Berardi a Antonelli.


RHM_125
To see the actual publication please follow the link above