Page 258

RHM_125

258 MANUEL ROLANDI SÁNCHEZ-SOLÍS “El General Martínez Campos ha entrado en Valencia sin condiciones. La Junta, los voluntarios revoltosos y los forasteros al ver la actitud firme de las tropas han abandonado la ciudad en la que ha entrado el general Martínez Campos recibiendo muestras de respeto y de afecto por parte del vecindario. No queriendo suspender ni un momento las operaciones ha dispuesto que el Brigadier Arrando salga para el Maestrazgo y el General Salcedo para Chinchilla. La partida de Peco (se refiere a la del teniente coronel Peco que operaba por la zona de Jaén y Despeñaperros) se ha internado en la Sierra y se espera su disolución. En Granada cunde el desaliento y se espera reconozca pronto al Gobierno (tres días después sería ocupada por las fuerzas del general Manuel Pavía)”. Ese mismo día, regresaba a la ciudad de Valencia su gobernador civil, Ramón Castejón, quien, a la vez que ordenaba encarcelar al rector Pérez Pujol, por su colaboración con los sublevados (aunque sería liberado, poco después, por orden del gobierno), y solicitaba en un bando la colaboración de las “personas ilustradas y sensatas” de la ciudad. Por su parte, el general Martínez Campos emitía otro bando, en el que ordenaba la disolución de las milicias ciudadanas locales (los batallones de los Voluntarios de la República) y la entrega de todo su armamento en un plazo máximo de dos horas, bajo la amenaza de someter a un consejo de guerra a los que desobedecieran sus órdenes. También, ese mismo día 9 (y a las 5 y 45 minutos de la tarde), Martínez Campos solicitaba instrucciones a Madrid (al ministro de la Guerra) sobre qué hacer con los batallones de voluntarios de la República de Valencia que acababa de disolver y volvía a insistir sobre si debía dirigirse hacia Cartagena para iniciar su sitio. Una hora y media después (hacia las 7 de la noche), Martínez Campos informaba al ministro de la Guerra del estado de ánimo de sus tropas (“el espíritu del soldado está muy levantado y que hay una gran diferencia de su estado desde el 25 del pasado a la fecha (…)”) y de la huida masiva de Valencia de miles de sublevados, así como de la disolución de la partida republicana que mandaba el diputado Pérez Guillén. Revista de Historia Militar, 125 (2019), pp. 258-264. ISSN: 0482-5748


RHM_125
To see the actual publication please follow the link above