Page 106

Revista de Historia Militar 118

EL MATRIMONIO DE LOS MILITARES 105 No sabemos cómo se efectuarían dichos informes y averiguaciones a principios del siglo XX, pero sí hemos conocido como se efectuaban en los últimos años de su vigencia. Para la obtención de la licencia para contraer matrimonio se tramitaba un expediente reservado en el que informaban sobre la novia los compañeros del solicitante y se solicitaba la colaboración de la Guardia Civil. El procedimiento se reducía a pura formalidad o trámite, pues a veces el expediente lo tramitaba el mismo contrayente, descargando al Jefe de Cuerpo de su tramitación. Los informes de los compañeros siempre eran positivos y favorables, pues aunque la novia tuviese un pasado turbulento, nadie tiraba “la primera piedra”. El informe reservado sobre la novia era totalmente discriminatorio, pues no se informaba sobre la idoneidad, honestidad, ni familia de su futuro cónyuge. Sabido es que los homosexuales en épocas difíciles para ocultar su desviación sexual se casaban, en cuyo caso lo lógico era informar al respecto, información que se obviaba por sus compañeros, incluso habiéndole cogido in fraganti. La Guardia Civil en las pequeñas poblaciones, en que todo se sabe, podía informar con conocimiento de causa sobre la novia, pero en las grandes poblaciones se limitaba en sus averiguaciones a personarse en su domicilio a efectos formales de puro trámite. La honestidad y moralidad son virtudes, que como el valor en el militar se presumen en las personas. Lo que se puede demostrar es la inmoralidad y ausencia de honestidad, las cuales no aparecían en los expedientes por lo dicho anteriormente. Cuando se suprimió, el expediente previo matrimonial era un puro trámite, papel mojado para no ser sancionado por infracción del Art. 437 del antiguo Código de Justicia Militar que tipificaba como falta grave: “contraer matrimonio sin la autorización reglamentaria”. EL ADULTERIO Y EL «UXORICIDIO» MILITAR También era discriminatorio para la novia el tratamiento del adulterio una vez consumado el matrimonio, pues el adulterio de la esposa estuvo tipificado como delito en el Código Penal hasta 1978. En cambio, el del marido era impune muchas veces. El motivo era que el adulterio de la esposa podía introducir hijos ilegítimos en el matrimonio por el juego de la presunción de legitimidad39 constante matrimonio y que el aborto estaba severamente castigado con prisión menor. Hasta tiempos recientes no se permitió la in39 Art. 116 C.C.: “Se presumen hijos del marido los nacidos después de la celebración del matrimonio y antes de los trescientos días siguientes a su disolución o a la separación de hecho de los cónyuges.” Revista de Historia Militar, 118 (2015), pp. 105-110. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 118
To see the actual publication please follow the link above