Page 196

Revista de Historia Militar 118

LA CRISIS DEL 98 EN CANARIAS. LOS GENERALES MONTERO… 195 Islas Canarias, donde el general Segura había pedido al ayuntamiento de la capital grancanaria la creación de un batallón de voluntarios o urbano dirigido por jefes del mismo pueblo. Argumentaba que medidas similares habían sido tomadas en el archipiélago balear y en otras ciudades peninsulares, donde no había peligro de ataque, así como en algunos pueblos de la vecina isla de Tenerife. Se cuidaba de aclarar que debía organizarse «nunca porque estemos amenazados de ataque de nuestros enemigos, si lo fuéramos los canarios todos sabríamos defender, como cumple a su tradición honrosa, el honor nacional. Respondía a la conveniencia de tenerlo todo previsto»23. Esos hechos motivaron la suspensión de las garantías constitucionales por el Gobierno y de la exportación de cereales, y que el capitán general de Sevilla y Granada declarara el estado de guerra en la región el nueve de mayo. Pocos días después, el 18, la conferencia en La Haya daba cuerpo, de hecho, a la «redistribución colonial», en un ambiente en el que flotaba la idea de la liquidación de los imperios de las calificadas potencias débiles y su control por las más poderosas. 3.1.- LA CRISIS SE AGUDIZA Ese mismo día nueve, el general Montero y Cordero publica un bando en el que informaba a la población del archipiélago que el gobernador civil había resignado el mando, a la vista de las graves circunstancias por las que atravesaba el país. Manifestaba su intención de defender y mantener la integridad del territorio de su jurisdicción; velar por el mantenimiento del orden con una referencia expresa a la posibilidad de una agresión al territorio por parte del enemigo, y con una llamada a la cooperación de todas las fuerzas armadas y al concurso de todos los leales habitantes del país. El capitán general ordenaba en su bando: Art. I.- Queda declarado el estado de guerra en esta capital y en toda la provincia de Canarias. Art. II.- Los delitos contra el orden público y los que afecten a la seguridad del territorio y del mantenimiento de la disciplina del Ejército quedarán sujetos al conocimiento de la jurisdicción de guerra …. 23 Jable, Universidad de las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc) . Diario de Las Palmas de fecha 7-IV-1898. Las unidades de voluntarios se habían organizado en otros muchos lugares del archipiélago. Revista de Historia Militar, 118 (2015), pp. 195-220. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 118
To see the actual publication please follow the link above