Page 47

Revista de Historia Militar 118

46 JUAN ANTONIO GÓMEZ VIZCAÍNO así como las tres puertas de acceso a la ciudad con toda su ornamentación heráldica, postergando a un abandono total los lienzos que permanecieron resistiéndose a la piqueta demoledora; y tenemos a la vista las desafortunadas actuaciones que sobre las cortinas del mar y del Batel se han llevado a cabo en estos últimos años sobre la citada muralla, de lo que es testimonio el tramo del Hospital de Marina, hoy Universidad Politécnica, que conserva los elementos de su ruda y notable construcción original. Pero hoy nos convoca a escribir algo más modesto, aunque no por ello deja de ser importante en nuestro patrimonio, y son los restos de muralla de la época de los Austrias que todavía se conservan en la cima de la colina del Molinete. Quizá nos ha llevado a ello la satisfacción que sentimos ante la recuperación que sobre esos restos de fortificación se ha llevado a cabo recientemente, aunque es mucho el tiempo transcurrido desde que tuvimos ocasión de exponer su importancia ante un notable auditorio y ver como en el transcurso de los años no se hacía nada. Todo fue como consecuencia de una conferencia que sobre este tema expuse en el Aula de Cultura de Caja Murcia en el año 1993, a la que asistió especialmente invitado un Concejal con alta responsabilidad en la Corporación municipal, en la que se dio a conocer la singularidad de dichos restos, rogándole al finalizar la exposición y el debate que lo hiciese llegar a los responsables directos del patrimonio en nuestra ciudad. Pero aunque han tenido que transcurrir varios años para que se haya tomado en consideración nuestra sugerencia, nos ha parecido oportuno sacar a la luz de nuevo el tema exponiendo la circunstancia histórica que rodeó su construcción y evolución a través del tiempo. Antecedentes históricos La primera alusión que conocemos al amurallamiento de Cartagena, al margen de la polémica de si se trata o no de esta ciudad, se encuentra en la Ora Marítima del poeta latino Postumius Rufius Festus Avienus, edición versificada del siglo IV d. de C. del derrotero de un piloto que mil años antes navegaba frente a estas costas, y al describir los accidentes costeros escribía: «Después, el puerto de Namnacio se arquea desde la profunda llanura marina, próximos a la ciudadela de los masienos y al fondo de esta ensenada se alza con sus altas murallas la ciudad de Masiena». Para referencias posteriores hemos de recurrir a los trabajos del profesor Antonio Beltrán Martínez relacionados con la Cartagena Púnica, que nos da noticia sobre la descripción de Estrabón que escribió de ellas que era de «situación fuerte, murallas bien construidas», así como sobre «las reparaciones mandadas Revista de Historia Militar, 118 (2015), pp. 46-76. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 118
To see the actual publication please follow the link above