Page 49

Revista de Historia Militar 118

El puerto de Cartagena, que ya en el año 1492 había sido utilizado para el embarque de los judíos expulsados de España y en la primavera de 1495 zarpó de él una armada bajo el mando del almirante de Aragón Garcerán de Requesens para transportar a Nápoles el ejército de Gonzalo Fernández de Córdoba, comienza a ocupar el lugar que por legítimo derecho le correspondía entre las poblaciones del litoral mediterráneo concretándose el propósito de los Reyes Católicos en la organización de la Proveeduría de Armadas y Fronteras cuyas funciones se limitaron al abastecimiento de dinero, pertrechos y armamento a las flotas y a los presidios norteafricanos e italianos. Ocho meses antes de su fallecimiento, 48 JUAN ANTONIO GÓMEZ VIZCAÍNO la reina Isabel, concede el 25 de marzo de 1504 un nuevo privilegio a la ciudad de Cartagena para darle más importancia y hacer más populosa la ciudad «si vinieren a vivir y morar a la dicha ciudad de Cartagena y vinieren y moraren en ella con su casa poblada y asiento principal e hicieren y edificaren en ella dentro del termino que les fuere asignado por el alcalde Justicia Regidores de la dicha ciudad unas casas y plantaren en ella y en sus términos tres alanzadas de viñas y cien pies de olivos sean libres y francos y exentos de Alcabala y de todas las mercaderías y otras cualesquier cosas que dentro del dicho termino vendieren y contrataren y trocaren y cambiaren dentro de la dicha ciudad y sus términos de que los tales vecinos debieren pagar Alcabala y otrosí que los que así vinieren a vivir y morar y vinieren y moraren en la dicha ciudad e hicieren y plantaren las dichas casas y heredamientos como dicho es sean francos y libres y exentos durante el tiempo de los dichos diez años de todos pedidos y monedas y moneda forera que a nos pertenezca»6. La utilización de su puerto va a ser frecuente, pues en enero de 1503 zarparon de él los bajeles de don Luis Portocarrero con destino a la guerra de Nápoles, en agosto de 1505 lo hará la expedición a Mazalquivir del alcalde de los donceles don Diego Hernández de Córdoba y al amanecer del 16 de mayo de 1509, cuando la mar le fue propicia, la expedición que al mando del cardenal Cisneros y el general Pedro Navarro se dirigirá a la conquista de Orán. Pero por su situación frente a África, el puerto de Cartagena estará sometido a la constante amenaza de la piratería berberisca, de cuya presencia alertan con presteza los guardas de la costa, aunque tan sólo será el alcalde de la fortaleza el que dispondrá de artillería para hacer frente a sus frecuentes incursiones en el puerto, y no podrá evitar el bombardeo de la ciudad en cia, 1986. Y en adelante los documentos no se transcriben de forma literal, pues se actualiza la ortografía, se acentúan y colocan signos de puntuación para hacerlos más comprensivos. 6 Archivo General de Simancas (en adelante AGS): Mercedes, ventas y confirmaciones, leg. 17, fol. 26. Citado por Federico CASAL MARTÍNEZ en Historia de las calles de Cartagena, pp. 10 a 13. Cartagena, 1933. Revista de Historia Militar, 118 (2015), pp. 48-76. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 118
To see the actual publication please follow the link above