Page 55

Revista de Historia Militar 118

54 JUAN ANTONIO GÓMEZ VIZCAÍNO que está mas cerca de la puerta de San Ginés que si ha de dejar este muro habiéndolo de hacer por mas adentro no conviene mas de las dos torres con sus traveses que vienen en los cabos del monte y el que está señalado en la mar este ha de ser muy bueno y mayor torreón que estos otros por que guarda el muelle y el puerto y parte de la tierra; de muro nuevo que se debía hacer para estar bien fortifi cada la ciudad» en el lienzo que va desde el citado baluarte al de la Serreta y acogiendo al Molinete baja a la puerta de Murcia; y en el lienzo del Arenal «aquí se ha de hacer una torre dentro del agua que guarde el puerto y el muelle y mucha parte de la tierra» 16. Muy pronto, en la carta que desde Cartagena el 11 de enero de 1542 dirigen al Emperador el Corregidor de la ciudad don Andrés Dávalos y el contador de la Artillería don Francisco Verdugo, dan cuenta del estado de las obras «En lo tocante a la artillería y municiones que habían aportado a esta ciudad comenzamos luego a poner en efecto lo que por ella V. M. nos manda e hicimos un carril por la parte que nos pareció menos áspera para subir al Castillo y rompimos un pedazo de muro por donde se subió y metió toda la artillería en la fortaleza donde está puesta en una plaza que don Bernardino de Mendoza le pareció y en ella se hace un colgadizo con que está defendida del sol y agua y lo uno y lo otro no costará mas de doscientos cincuenta ducados. Algunas piezas pequeñas así como sacres y falconetes dejamos fuera del cobertizo para ponerlas en algunas plazas y terraplenes que hacemos en la dicha fortaleza por que nos parece necesaria para la guarda de este puerto y ciudad. En lo de los hornos de bizcocho que V. M. manda que se amplíen a veinte y que el edifi cio sea perpetuo hasta ahora están hechos cinco y comenzados otros dos por manera que faltarán trece para los cuales hemos comprado un solar muy a propósito junto con los otros hornos, pero porque en esta tierra hay mucha falta de materiales y de maestros albañiles cuales conviene para este edifi cio comenzarse a juntar los materiales y traerse con maestros albañiles de Málaga y habiendo dineros se hará por la orden que V. M. manda» 17. La documentación conservada nos deja constancia de la extensa relación y cuenta de los más de cien obreros que con tres reales de jornal diario trabajan de marzo a junio de 1544 en la reparación de las murallas y muchos portillos que tienen los muros que cierran la ciudad18. Por otro lado los recintos fortificados se han visto obligados a efectuar grandes transformaciones, tales como el terraplenado de la parte inte16 AGS: MPD XIX 167. 17 AGS: Estado, leg. 58, fol. 160. Citado por Federico CASAL MARTÍNEZ, en Historia de las calles de Cartagena, p. 18. 18 AMC: CH 2396-31, año 1544 y CASAL MARTÍNEZ, Federico: Nuevo Libro de la ciudad de Cartagena y su término municipal. 1933. Revista de Historia Militar, 118 (2015), pp. 54-76. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 118
To see the actual publication please follow the link above