Page 72

Revista de Historia Militar 118

LA MURALLA DE LOS AUSTRIAS EN CARTAGENA (SIGLO XVI) 71 En resolución después de aderezada esta muralla en la manera dicha la gente se pondrá en ella a su tiempo con que no se asomen a ella salvo estarán aguardando a que parezca si alguno subiere por las escalas, para rechazarles con las picas o otras armas enastadas que en las baterías o escaladas son de mucho provecho frente a frente así que es de creer también que si en las casamatas hubiere diestros tiradores que no les habrán dejado al enemigo poner ni arrimar las escalas. El sitio que dicen del molinete que está hacia la puerta de Murcia por ser eminente y alto se ha de ocupar de algunos buenos tiradores y aún poner por él alguna artillería para tirar a todas las partes por donde el enemigo se pueda acercar a la muralla. Los que estuvieren en este sitio ayudaran mucho a la defensa de la muralla que le estuviere inferior como lo está toda la muralla desde el baluarte que dicen de la puerta de San Ginés hasta el que está detrás de la casa del Rey y toda aquella hasta la marina donde están los barcos. En este sitio del molinete se han de hacer algunas traviesas de pared, para que con ellas se cubra la gente o artillería que allí estuviera para no ser ofendida por través de los enemigos que fuera se pusieren en otras montañas que allí hay. La parte más fl aca de esta ciudad de Cartagena es la muralla que hay desde el baluarte que está detrás de la casa del Rey hasta otro pequeño antiguo que está junto a San Leandro y en toda esta parte no se ha hecho ninguna fortifi cación con tierra pues toda aquella muralla dicha la cual dicen hizo un Dean de Cartagena por la parte de fuera ahondar junto a ella de manera que al fi n esté algo más alta de lo que al presente está, y encima de ella alzar algunas tapias para estar mejor cubierta la gente que allí estuviere de la mar y de la tierra en este baluarcico (sic) se pondrá para través una pieza de artillería para defensa de dicha muralla pequeña y del frente del baluarte que está detrás de la casa del Rey. Por la parte de dentro se defenderá esta pequeña muralla poniendo las barcas que al presente están varadas allí fuera acomodándolas de manera junto a la muralla, que se pueda bien pelear sobre ellas y adviértase que el meterlas dentro, sea cuando que se entienda que el enemigo viene pues habiendo buena diligencia se pueden todas dentro de un día o dos. - La muralla de la ciudad que corresponde al puerto se defenderá desde las tres plazas o plataformas en que está el artillería y para seguridad de los que en ellas estuvieren, se harán unos fuertes reparos de sacos de lona dobladas y cosidas unas con otras si acaso hubiere entonces las que ahora hay. Revista de Historia Militar, 118 (2015), pp. 71-76. ISSN: 0482-5748


Revista de Historia Militar 118
To see the actual publication please follow the link above