Page 12

BOLETIN DE OBSERVACION TECNOLOGICA 50

tecnologías emergentes Fig. 3. Detalle de ensayos para probar la resistencia de la cremallera. (Fuente: AIMPLAS). zaciones hacia islas, el despliegue de tuberías submarinas supone costes mucho más elevados que no pueden asumirse para el caso de comunida-des pequeñas/medianas con picos estacionales de incrementos en la de-manda de suministro. Los buques cisterna constituyen una solución más factible para el suminis-tro de agua a islas o ciudades costeras. Su capacidad de transporte ronda los 50.000 m3 de agua. El coste de cons-truir un buque nuevo ronda los 30 millo-nes de euros2 aunque puede recurrirse a la conversión de petroleros mono-casco (descartados según la nueva normativa marítima para el transporte de crudo). Estos buques cisterna de segunda mano pueden costar alrede-dor de 10 millones euros, a los que hay que sumar los costes de limpieza ex-haustiva de sus bodegas. Por otro lado, hay que considerar que estos enormes buques solamente pueden operar en puertos con suficiente calado y con la infraestructura de bombeo necesaria para facilitar las operaciones de carga y descarga. Los motores que propul-san estos buques requieren un elevado consumo de combustibles muy conta-minantes, alrededor de 300 kg/km para un buque que desplace 200.000 tone-ladas. Se estima que el coste de agua transportada utilizando este medio se sitúa entre 8 y 12 €/m3. Debido a los altos costes descritos, el transporte de grandes cargas de agua solamente puede justificarse para asegurar el suministro a poblaciones en severas condiciones de carestía. Waterbags Debido a las limitaciones de los sis-temas descritos anteriormente, se propuso el transporte de agua dulce mediante enormes bolsas flotantes que pudieran ser remolcadas por el mar. La idea original se atribuye al ingeniero inglés Sir Barnes Wallis en 1930, pero el primer intento práctico se concretó en 1958 por Sir William Hawthorne que construyó en Cam-bridge unas barcazas flexibles para el transporte de grandes volúmenes de agua, crudo u otros líquidos. Este concepto fue adaptado en los años 1980 y 1990 por diferentes compa-ñías como Terry Spragg (EEUU) o Nordic Water Supply (Noruega) que llevaron a cabo pruebas pioneras en diferentes lugares del mundo. La compañía Nordic Water Supply basó su concepto en la fabricación de una enorme bolsa monolítica de 10.800 m3 de capacidad. El objetivo era proveer un suministro bianual de 7 millones de m3 a un coste de 2,7 millones de euros por año. Pero en la práctica solamente pudo realizarse un suministro total de 4 millones de m3 durante un periodo de 4 años debido a las constantes roturas en la bolsa por las tensiones generadas en el proceso de remolcado, especialmen-te en condiciones adversas de nave-gación. Por otro lado, la manipulación de una gran bolsa monolítica se reve-ló muy compleja, tanto en vacío como en carga. Una vez vaciada, la bolsa se recogía y plegaba con un cabrestante de grandes dimensiones, lo que da-ñaba al material. La propuesta de Terry Sprag se basó en un sistema de varias bolsas co-nectadas que permitieran desplazar un gran volumen total de agua a la vez. Cada bolsa tenía unas dimensio-nes de 75 m de longitud y 9 metros de diámetro. La compañía italiana Ziplast fabricó unas cremalleras de altas prestaciones para conectar ambas bolsas y permitir que fueran remolca-das como un solo bloque. Se llevaron a cabo una serie de pruebas en la costa de California en 2009, pero las enormes tensiones implicadas dieron lugar a roturas en el material con el que se confeccionaron las bolsas. Sistema flexible y modular de contenedores REFRESH El proyecto original REFRESH3 ha te-nido como objetivo el desarrollo de una solución con un coste efectivo y energéticamente eficiente para el transporte marítimo de agua dulce, que consiste en un sistema modular de contenedores flexibles flotantes interconectados y remolcados por un remolcador. El enfoque de REFRESH muestra un impacto medioambiental más bajo con respecto a otras tec-nologías de abastecimiento de agua dulce, como las plantas desalinizado-ras, y posee una clara ventaja de rela-ción efectividad-coste con respecto a buques cisterna alternativos. La idea de desarrollar un sistema de transporte marítimo de agua dulce mediante el uso de grandes bolsas de agua no es nueva en sí, como se ha 2  Mc Niven, El-Ayoubi, 2005, “Bulk wáter Exports: Environmental Concerns and Business Realities” Dalhouie Univer-sity, and from “Prevention of air pollution from ships”, Ocean Policy Research Foun-dation. 3  REFRESH Green technology for fresh water sea-transportation based on a flex-ible containers system FP7-SME-2010-1 GA 262494 12 Boletín de Observación Tecnológica en Defensa n.º 50. Segundo trimestre 2016


BOLETIN DE OBSERVACION TECNOLOGICA 50
To see the actual publication please follow the link above