Page 19

Boletín de observación tecnológica en Defensa 49

tecnologías emergentes para su evaluación y posterior aná-lisis. • Está reconocido por la Sociedad de Clasificación LRS. Evolución futura Es probable que en un futuro no muy próximo, los puertos empiecen a dotarse de los equipos necesarios para el amarre sin estachas, me-diante vacío. Hasta ese momento puede que se asienten los sistemas híbridos tipo «shoretension», que son una solución intermedia, y uti-lizan los sistemas hidráulicos y las estachas. Aunque en muelles previstos para tráfico de buques portacontene-dores, por ejemplo, tarden más en asentarse estos sistemas, de cara a aquellos puertos que alberguen tráfico de buques de pasaje de línea regular, los dispositivos de «amarre por vacío» seguro que se asientan con mayor celeridad. La apuesta por estos sistemas en los puertos militares, podría estar cerca. La US Navy ya lleva tiempo detrás de es-tos sistemas, y ya ha hecho pruebas para implementarlos en sus buques y muelles. Junto con los mencionados en este artículo, existen otros sistemas no-vedosos de amarre, pero de todos ellos, los sistemas de amarre por vacío son los que dotan de mayor flexibilidad a las líneas convencio-nales, manteniendo una tracción horizontal uniforme en el casco del buque. En los sistemas de vacío los senso-res continuamente miden la carga en las ventosas mientras estas se encuentran sujetas al buque, por lo que el sistema puede ser monitori-zado y operado en remoto. El modo en el que las ventosas están mon-tadas en la unidad permite normal-mente trincar y afirmar los buques en puertos y dársenas expuestos a gran oleaje. Los remolcadores pueden ser usa-dos para empujar el buque hacia el muelle, donde deben estar dis-puestas al menos dos unidades se-paradas a lo largo del muelle. Los sellos de goma de las ventosas son entonces comprimidos contra el costado del buque por medio de cilindros hidráulicos mientras las válvulas entre el acumulador de baja presión y las ventosas se abren para producir la succión que asegure el buque a las ventosas. La aplicación del vacío a las ventosas invierte solo quince segundos. Los fabricantes pueden producir unida-des que tengan una capacidad de 20 a 80 toneladas. Las ventosas de vacío deben sujetar partes del buque que: • Consistan en planchas casi pla-nas cercanas a la parte paralela al muelle. • Estén libres de hielo y no tengan protuberancias significativas. • Sean suficientemente fuertes para soportar la fuerza de succión de las ventosas. Una diferencia de presión de unas 9 t/m2 doblaría las planchas a las que estén sujetas las ventosas, con lo que cualquier distorsión debe estar dentro de los límites elásticos de la plancha del casco. Conclusiones Los tiempos de estancia en puer-to de los buques suponen un tanto por ciento muy importante de la vida operativa de los mismos, por lo que se debe estudiar la mejora de los sis-temas de amarre que se utilizan en puerto, apostando por los sistemas de amarre por vacío. Aunque los costes de instalación y mantenimiento de estos sistemas serán mucho mayores que los de los norays y bolardos a los que el sis-tema reemplaza, los puertos debe-rían ser capaces de recuperar esta inversión con la obtención de mayor efectividad en el uso de los muelles por medio de una mayor rotación de buques y por la menor necesidad de espacio entre buques a lo largo del muelle que este sistema permite. También se producirán menos para-das en el trabajo de carga y descar-ga debido a movimientos excesivos en puertos expuestos a oleaje. Sin embargo, como cualquier otro sis-tema de aseguramiento del buque, la capacidad del sistema tiene sus límites y los usuarios deben seguir las recomendaciones e instruccio-Fig. 4. Sistema de amarre Shore Tension. (Fuente: www.shoretension.com) nes de los fabricantes. Boletín de Observación Tecnológica en Defensa n.º 49. Primer trimestre 2016 19


Boletín de observación tecnológica en Defensa 49
To see the actual publication please follow the link above