Page 108

MEMORIAL CABALLERIA 81

Historia y Patrimonio HISTORIA excepto la del Melilla 2, que sería para uno de Caballería. Esta situación se prolongó hasta la reorganización de las Fuerzas Regulares de 194019. A comienzos de noviembre de 1915 ya estaban casi al completo los dos primeros escuadro-nes y el día 22 de ese mes el teniente Eduardo del Rincón llevó a cabo la primera acción de combate, al mando de los únicos 48 jinetes que contaban con instrucción, resultando muerto un soldado indígena20. En los meses siguientes la nueva unidad participó en numerosas acciones en el entorno de los ríos Igan y Kert, hasta el punto de que en noviembre de 1916 se le otorgó una mención honorífica al teniente coronel Espinosa y a varios de sus oficiales, entre ellos el coman-dante Leopoldo García Boloix, el capitán Sebastián Pozas y el teniente Del Rincón, todos ellos de Caballería, por su labor de organización e instrucción del Grupo21. Durante 1917 y 1918, en la zona oriental del Protectorado se vivió una situación de relativa calma teniendo al Kert como límite de la zona de control efectivo español, dedicándose los es-cuadrones a su instrucción, la protección de convoyes y el establecimiento de nuevas posiciones. Pero tras el nombramiento en enero de 1919 de Berenguer como Alto Comisario y el de Manuel Fernández Silvestre como Comandante General de Melilla en febrero del año siguiente, se inició un periodo de avance sin precedentes en el interior del protectorado, con el objetivo de alcanzar por tierra la bahía de Alhucemas y unir las zonas oriental y occidental del protectorado para pacificarlo definitivamente. Por ello la actividad de los escuadrones de Regulares de Melilla fue continua en la primavera de 1921, participando en la ocupación de las posiciones de Annual, Igueriben y Abarrán. No vamos a relatar en este trabajo el Desastre de Annual, uno de los episodios en la historia militar española que más bibliografía ha generado. Solo nombraremos a dos oficiales que merecen obligada mención por sus actos en los días previos al mismo. El 17 de julio se socorrió con éxito la posición de Igueriben, destacando el capitán del 3.er escuadrón del tabor de caballería Joaquín Cebollino Von Lindeman, en una acción que le valió la Laureada22. Días después, el teniente coronel Miguel Núñez del Prado y Susbielas, jefe del GFRI Melilla, no tuvo el mismo éxito en una operación análoga y resultó herido, siendo su actuación recompensada con la Medalla Militar Individual23, recayendo el mando de manera accidental en el comandante de Infantería Manuel Llamas. Al comienzo de la retirada de Annual, la Policía Indígena asesinó a sus oficiales y se unió a los rebeldes. Los Regulares vacilaron y, aunque finalmente no desertaron, su lealtad desde ese momento se puso en tela de juicio24, por lo que al llegar la columna a Dar Drius se ordenó que los escuadrones regulares pernoctasen fuera de la posición. El comandante Llamas recibió esa noche la orden de partir de madrugada con los escuadrones y las compañías hacia Zeluán y Nador respectivamente, ya que el alto mando no quería contar con elementos indígenas en su columna en vista de lo sucedido. La tarde del 23 de julio, en Zeluán, la mayoría de los oficiales moros del tabor de Caballería desertaron, marchando con ellos gran parte de los jinetes con sus caballos y fusiles. Los tabores de infantería, por su parte, llegaron a Nador en tren a mediodía y se decidió desarmarlos y concederles un permiso para ver a sus familias hasta la tarde. Ninguno regresó a la hora acordada25. 19 González Carmona, C. (2011): El Arma de Caballería en las Fuerzas Regulares. Disponible en Google Docs, consultado el 14/04/2015. 20 Historial, p. 5. 21 DOMG núm. 258 (16 de noviembre de 1916). 22  DOMG núm. 168 (2 de agosto de 1927). 23  DOMG núm. 18 (25 de enero de 1923) y DOMG núm. 194 (2 de septiembre de 1927). 24  Sánchez Regaña, J. (2015): El Grupo de Regulares en Campaña (1920-1921). Disponible en http://desastre-deannual. Memorial de Caballería, n.º 81 - Junio 2016 107 blogspot.com.es (Consultado el 10/06/2015). 25  Declaración del comandante Manuel Llamas Martín durante la comisión de investigación del Expediente Picasso.


MEMORIAL CABALLERIA 81
To see the actual publication please follow the link above