MISCELÁNEA - LOS TOQUES DE CABALLERÍA (II). LOS PUNTOS DE MARCHA

MEMORIAL CABALLERIA 81

Varios 137 MISCELÁNEA LOS TOQUES DE CABALLERÍA (II). LOS PUNTOS DE MARCHA Dionisio Zarco Pedroche teniente del CGA (Reserva), maestro de banda de Caballería Memorial de Caballería, n.º 81 - Junio 2016 MÚSICA DE HONORES De las antiguas civilizaciones podemos decir poca cosa referente a este tipo de música, pero es de suponer que sus reyes, caudillos o jefes poseían unas músicas que precediesen o anunciasen su llegada, o los acompañasen en sus desplazamientos a sus castillos, palacios o vivacs de campaña; sin embargo, para ello nos podemos basar únicamente en los hallazgos de las tumbas y en las repre-sentaciones grabadas, ya que musicalmente solo nos han llegado los instrumentos encontrados en ellas. Pero sí podemos hacernos una idea de que los principios de la autoridad jerárquica y la virtud del honor, a quien ostenta el Mando, se han reconocido públicamente a través de los siglos, y entre una serie de atributos y signos externos de diversa naturaleza se encuentran ciertas señales acús-ticas y sonidos musicales que han dado lugar al nacimiento y desarrollo de un género denominado música de honores. El origen de este género musical podríamos encontrarlo en los toques de guerra y de ordenanza, ya que con sus instrumentos las fuerzas guerreras proclamaban a sus respectivos jefes. Con el paso del tiempo estos toques se fueron reglamentando y haciéndose exclusivos para las autoridades del momento. Las marchas e himnos de honor españoles podrían remontarse al Medievo. Uno de los primeros himnos o marchas reales de que se tiene noticia fue compuesto en el siglo xiii para el rey Jaime I el Conquistador. También de este siglo son los toques de las cántigas 110 y 282 del Códice toledano, así como el Toque Real de la cántiga 42. Posteriormente hay muchas citas en donde se nombran los clarines o trompetas de caballería, a cuyos sones se proclamaban nombramientos, como por ejemplo el del 5 de junio de 1465, cuando al levantar el estandarte real y los pendones de la nobleza fue proclamado rey Alfonso XII de Castilla. También podríamos citar que a la muerte del rey Enrique IV de Castilla el 11 de diciembre de 1474, hermano de la princesa Isabel, esta fue proclamada reina después del funeral. Allí estuvieron todos los caballeros, regidores y clérigos de la ciudad, alzando los pendones reales entre el sonido y el redoble de trompetas, clarines y atabales. Haciendo referencia a los clarines mencionados, podemos aventurarnos a decir que la Música de Caballería, y más concretamente los puntos de marcha, son los más antiguos y que aún ahora los podemos escuchar como honores equivalentes al himno nacional. PUNTOS DE MARCHA Su origen En Caballería e Institutos Montados los máximos honores que se ejecutaban y se siguen efec-tuando, aunque cada vez menos por las pocas bandas de clarines que existen, son los puntos de marcha. Pueden ser estos toques unos de los más antiguos que existan en nuestra Arma, ya que aparecen junto con otros seis en el cuaderno de partituras de Toques de Guerra que deben observar uniforme-mente los Pífanos, Clarinetes y Tambores de Infantería de S. M. Concertados por D. Manuel Espinosa, músico de la Capilla Real, de 1769. Aquí los podemos ver como 1º La Marcha, siguiéndole los cua-tro restantes. También están escritos, pero en letra, un año antes en las Ordenanzas de S. M. para el Régimen, Disciplina, Subordinación, y Servicio de sus Exercitos, junto a otros seis toques.


MEMORIAL CABALLERIA 81
To see the actual publication please follow the link above