Page 58

MEMORIAL CABALLERIA 81

Orgánica y Materiales oposición, así como para la selección de asistentes a determinados cursos de actualización en el Ejército de Tierra. Esta instrucción derogó la Instrucción 3/2012, de 27 de enero, que regulaba aspectos similares. Como establece su preámbulo, los principales motivos que llevaron al desarrollo de la Instruc-ción 53/2015, de 14 de octubre, fueron los siguientes: –– La entrada en vigor de la Directiva 02/08 (actualización de 2014), de 24 de octubre, sobre Memorial de Caballería, n.º 81 - Junio 2016 57 Plan de Acción de Personal. –– Las lecciones extraídas tras la aplicación durante cinco años de la Instrucción 3/2012. –– La necesidad de dar una mayor transparencia a los procesos de evaluación. No obstante, con carácter previo a profundizar en su análisis, es necesario dejar sentado que el desarrollo de la Instrucción 53/2015 tiene su sustento legal en una normativa de carácter superior y ajena al Ejército de Tierra (ET) que regula las evaluaciones en el conjunto de las Fuerzas Armadas (FAS) y que deja al GE. JEME unos márgenes de maniobra bastante reducidos a la hora de realizar el desarrollo normativo de los procesos de evaluación en el ámbito del ET. Las principales normas que regulan las evaluaciones en el ámbito de las FAS son las siguientes: –– La Ley 39/2007, de 19 noviembre, de la carrera militar. –– El Real Decreto 168/2009, de 13 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de eva-luaciones y ascensos en las Fuerzas Armadas y sobre el acceso a la condición de militar de carrera de militares de tropa y marinería. –– La Orden Ministerial 17/2009, de 24 de abril, por la que se establece el procedimiento y las normas objetivas de valoración de aplicación en los procesos de evaluación del perso-nal militar profesional. Una vez definida la normativa reguladora de los procesos de evaluación, es preciso señalar que uno de los aspectos más controvertidos es el peso específico que tienen los informes personales de clasificación (IPEC) (el 50% en los ascensos por el sistema de elección y el 30% en los de clasi-ficación, concurso y concurso-oposición), que son los mínimos definidos en la Orden Ministerial 17/2009, de 24 de abril, para los sistemas de elección y clasificación, respectivamente. No cabe duda de que la valoración del desempeño debe incluirse siempre en un proceso de este tipo, pero los malos hábitos seguidos desde mitad de los años noventa llevan a que la comparación de los IPEC, en la gran mayoría de los casos, solo permita discriminar a los menos buenos, pero en ningún caso a los mejores. Otro aspecto controvertido es el hecho de que varíen los criterios de evaluación cada pocos años, situación que provoca que aspectos que tenían mucho peso en unas evaluaciones no los tengan en otras, y viceversa. Esta circunstancia es motivo de continuas quejas, en su mayoría justificadas, situación que se podría solucionar mediante la aplicación de un sistema de evaluación que per-mitiera acumular y consolidar anualmente los méritos alcanzados conforme a lo definido en cada momento. Esta solución, ya propuesta por el Ejército de Tierra, no es susceptible de ser aplicada sin realizar un cambio en la normativa que actualmente regula los procesos de evaluación en el ámbito del Ministerio de Defensa. La Instrucción 53/2015 presenta numerosas novedades en el fondo y la forma con respecto a la ya derogada Instrucción 3/2012, siendo las principales las siguientes: –– Se ha reducido el número de IPEC valorados en los procesos de evaluación, con especial incidencia en los que afectan a los ascensos a los empleos de general de brigada, coronel y suboficial mayor. Aunque parecería deseable que con los IPEC se actuara como en el elemento D «Trayectoria y recompensas», en el que se pondera más lo realizado en los últimos empleos que en los primeros, la Orden Ministerial 17/2009 dispone que la pun-


MEMORIAL CABALLERIA 81
To see the actual publication please follow the link above